El déficit del Estado cae un 6% respecto al año pasado, pero duplica la cifra previa a la pandemia

Imagen de recurso de varios billetes de 500 euros.
Imagen de recurso de varios billetes de 500 euros.
GTRES

El déficit público del Estado ascendía hasta mayo de este año a 30.628 millones de euros, o lo que es lo mismo, un 2,53% del PIB nacional, según los datos sobre ejecución presupuestaria hechos públicos por el Ministerio de Hacienda este miércoles. La cifra es un 6,3% más baja que la del mismo periodo de 2020, cuando el desequilibrio llegó a ser de 32.675 millones (2,9% del PIB), pero queda todavía muy lejos de los niveles prepandémicos. Pese al pequeño alivio registrado en las cuentas públicas en estos primeros cinco meses, el déficit de este año todavía duplica el de 2019, que a estas alturas ascendía a 15.556 millones de euros (1,25% del PIB).

La mejoría de la situación contable respecto al año pasado se explica por un aumento en la recaudación de impuestos, una subida que ha impulsado los ingresos no financieros del Estado un 11,1% por encima del mismo periodo en 2020 hasta alcanzar los 69.464 millones de euros. Los ingresos procedentes de impuestos crecieron un 16,8%, lo que supuso 8.400 millones más para las arcas del Estado.

Los tributos que mejor recuperaron su recaudación fueron los impuestos a la renta y al patrimonio, una partida que creció un 31,8% respecto al periodo equivalente de 2020 y que aportó 4.678 millones más que el año pasado. La recuperación parcial en el consumo también disparó la recaudación del IVA, que crece un 13,5% respecto al primer mayo pandémico (3.440 millones de euros más) y es el segundo impuesto que más aporta a las arcas estatales. 

La recaudación por venta de bienes y servicios fue la partida de ingresos no financieros que más se incrementó en relación a 2020, una subida del 34,4% que dejó 180 millones de euros más de recaudación que el año anterior. Por el contrario, disminuyeron los ingresos procedentes de las cotizaciones sociales (un 0,4%, 11 millones menos), las rentas de la propiedad (7,5%, 174 millones menos) y los ingresos por otros recursos no financieros (-20,8%, 1.466 millones menos).

Por su parte, los gastos se incrementaron un 5,1% hasta alcanzar los 100.092 millones de euros, en su mayoría debidos a un aumento en las transferencias entre administraciones públicas -que se incrementaron un 10,5%- y las destinadas a los fondos de la Seguridad social -que crecieron un 32%, es decir, 3.736 millones más-.  

Los datos publicados por Hacienda incluyen también aportan información sobre el gasto dedicado a combatir el virus. Según recogen las cifras el Estado se dejó hasta mayo 5.074 millones de euros en gastos relacionados con la pandemia, de los cuales el 94% fueron transferencias a las comunidades autónomas y el 6% restante a la compra de vacunas, una partida a la que se han destinado 308 millones.

El déficit de las administraciones públicas cae un 23,4%

Además de las cifras estatales hasta mayo, Hacienda también ha publicado el balance de cuentas de las administraciones públicas hasta abril, que incluye información sobre el déficit de las comunidades autónomas pero no de las corporaciones locales. Según estos datos, el déficit conjunto del Estado la Seguridad Social y las comunidades autónomas ascendió al 1,8% del PIB (21.910 millones de euros), lo que supone una bajada del 23,4% respecto al dato del año pasado.

El grueso del déficit corresponde al propio Estado, que tiene un desequilibrio presupuestario de 16.058 millones, o lo que es lo mismo, un déficit del 1,3% sobre el PIB, cuatro décimas menos que el año pasado.

Por el contrario, las comunidades autónomas incrementaron su déficit conjunto del 0,05% al 0,26% del PIB, con un desequilibrio presupuestario que ascendía a los 3.161 millones de euros hasta abril.

Sin embargo, no todas las autonomías presentaron un balance presupuestario negativo. Hasta cinco comunidades tuvieron superávit en sus cuentas, se trata de Asturias (127 millones), Navarra (75 millones), Castilla y León (74 millones), País Vasco (57 millones) y Extremadura (12 millones). En la otra cara de la moneda, los territorios con mayor déficit fueron Cataluña (916 millones), Andalucía (862 millones) y Canarias (672 millones). La Comunidad de Madrid fue el único territorio con un equilibrio presupuestario neutro después de haber reducido 1.782 millones su déficit respecto al año anterior.

Así gastaron las comunidades para frenar la pandemia

De todo el gasto que las administraciones regionales habían hecho hasta abril de este año, 2.509 millones fueron destinados a sufragar costes sociosanitarios derivados de la pandemia. En este apartado, Andalucía (424 millones), Cataluña (419), Comunidad Valenciana (335) y Madrid (312) concentraron el 60% del gasto autonómico, una cifra que, sin embargo, no refleja cómo los gobierno han exprimido sus recursos. 

El gasto de cada autonomía en relación en relación con su PIB da una medida más proporcionada del esfuerzo económico. Las comunidades que más invirtieron respecto al tamaño de su economía fueron Castilla-La Mancha (0,35%), Murcia (0,32%) y la Comunidad Valenciana (0,3%). En el otro lado del espectro, la Comunidad de Madrid (0,13%), Navarra (0,16%) y Canarias (0,16%) fueron las que menos presupuesto se dejaron. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento