Rusia responde con disparos y bombas disuasorias a la entrada sin permiso de un destructor británico en el Mar Negro

El destructor de la Royal navy HMS Defender cerca del puerto de Odessa.
El destructor de la Royal navy HMS Defender cerca del puerto de Odessa.
EP
El destructor de la Royal navy HMS Defender cerca del puerto de Odessa.
EP

Un barco militar ruso ha realizado este miércoles disparos de advertencia y un avión ha lanzado bombas contra un destructor de la Royal Navy británica después de que este buque de combate ingresase sin permiso en aguas rusas del Mar Negro, según ha informado la agencia de noticias rusa Interfax, que cita fuentes del Ministerio de Defensa de Rusia.

Al parecer, el Ministerio de Defensa británico no ha respondido de inmediato a las advertencias y las autoridades rusas decidieron actuar con una serie de ataques disuasorios. 

"El destructor había sido advertido de que se utilizarían armas si traspasaba la frontera de la Federación de Rusia. No reaccionó a la advertencia", han asegurado desde el Gobierno ruso, que ha precisado que el bombardero ha arrojado cuatro bombas de fragmentación de alto explosivo.

De esta forma, el HMS Defender ha abandonado las aguas rusas poco después del incidente, y se ha adentrado hasta 3 kilómetros (2 millas) en el mar, ha comunicado el Ejecutivo ruso, que ha precisado que el enfrentamiento tuvo lugar cerca del Cabo Fiolent, en la costa de Crimea.

De todos modos, ante esta situación, las autoridades rusas han convocado al agregado militar de Reino Unido en Moscú poco después de que se registrara el incidente, según informaciones de la agencia Sputnik. "Tras el incidente protagonizado por un destructor de la Fuerza Naval británica, fue citado al Ministerio de Defensa ruso el agregado militar de la Embajada de Reino Unido en Moscú", señala una nota del Gobierno ruso.

Rusia arrebató en 2014 la península de Crimea a Ucrania en una medida condenada por Occidente, que todavía la considera territorio ucraniano.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento