Calviño niega que el Gobierno haya subido impuestos: "Ha habido ajustes, pero no una subida generalizada"

  • "Se ha creado el impuesto digital, el de transacciones financieras… pero no ha habido una subida generalizada", ha dicho.
  • Calviño ha llamado a "no generar confusión en los ciudadanos" durante una comparecencia en el Congreso.
La vicepresidenta segunda y ministra de Economía y Transformación Digital, Nadia Calviño.
Nadia Calviño comparece en la comisión Mixta para la UE este martes.
CHEMA MOYA / EFE

La vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Economía y Transformación Digital, Nadia Calviño, ha defendido que el Ejecutivo "no ha subido los impuestos" y ha llamado a "no generar confusión en los ciudadanos"  en un momento en el que la prioridad del Gobierno "es impulsar el crecimiento y la creación de empleo".

"Creo que no debemos generar confusión en los ciudadanos. Lo cierto es que la prioridad del Gobierno en este momento es impulsar el crecimiento y la creación de empleo y por eso ha habido ajustes, se ha creado el nuevo impuesto digital, el de transacciones financieras… pero no ha habido una subida generalizada de los impuestos. Queremos ver el informe de los expertos", ha afirmado Calviño durante su comparecencia en la Comisión Mixta para la Unión Europea de este martes.

"Nuestro Gobierno no ha subido los impuestos y yo creo que lo más prudente es lo que hemos hecho, que es constituir un grupo de expertos para que en febrero nos den un informe sobre cómo debemos orientar esa reforma fiscal", ha añadido la vicepresidenta segunda en respuesta a una interpelación del diputado popular Fernando Gutiérrez Díaz de Otazu.

"De hecho, esta semana lo que vamos a tratar en el Consejo de Ministros es una bajada de impuestos para conseguir bajar la tarifa eléctrica", ha comentado la también ministra de Economía, en referencia a la reducción impositiva que el Gobierno aprobará, previsiblemente, el próximo jueves.

Una ambiciosa reforma fiscal

El mencionado informe saldrá de un comité formado por 17 especialistas en materia fiscal que se constituyó el pasado abril y sus conclusiones no se conocerán hasta febrero del año próximo. La idea del Ejecutivo es que este grupo de expertos analice el sistema tributario en su conjunto con vistas a una reforma integral que entraría en vigor en 2023.

Entre los tributos que se plantea revisar se encuentran el impuesto de sociedades, los tipos reducidos del IVA, el impuesto sobre hidrocarburos -lo que afectaría fundamentalmente al diésel- y la creación de varias tasas verdes para corregir lo que consideran "un insuficiente desarrollo de la imposición medioambiental". En esta línea de vincular los impuestos a la sostenibilidad, también se ha propuesto aplicar peajes en las carreteras de alta intensidad o gravar las emisiones del sector aéreo.

Sin embargo desde que comenzó la legislatura, el Ejecutivo ya ha aplicado algunas subidas fiscales, fundamentalmente a las rentas altas. Aparte del impuesto digital y a las transacciones financieras que ha mencionado la ministra, el Gobierno ya elevó el IRPF a las rentas superiores a los 200.000 euros e incrementó el impuesto de patrimonio a las fortunas de más de 10 millones. Además, también suprimió el IVA reducido a las bebidas azucaradas. 

"Prudencia" con el SMI y "urgencia" con la reforma laboral

Otra de las cuestiones que han centrado las preguntas de la oposición han sido el incremento del salario mínimo y la reforma laboral. Respecto a la subida del SMI, Calviño ha recordado que el objetivo es llegar al 60% del salario medio, pero ha evitado entrar en el fondo de la cuestión. "Estamos en un momento de enorme incertidumbre y se trata de una cuestión particularmente compleja dada las circunstancias del mercado laboral en el último año", ha valorado la vicepresidenta segunda y ministra de economía. 

"El Gobierno actuará con prudencia, teniendo claro que la prioridad es impulsar el crecimiento y la creación de empleo, pero que nuestro objetivo es retomar esta senda de aumento del SMI cuanto antes", ha añadido.

La reforma laboral, sin embargo, se ha señalado como una cuestión más apremiante. "Tenemos urgencia en que se llegue a un acuerdo dentro del diálogo social y en que se adopten esas normas. Porque necesitamos dar seguridad jurídica a empresas y trabajadores y que este nuevo ciclo económico se haga ya con un nuevo marco laboral", ha dicho Calviño. "Nos interesa a todos que cuanto antes entre en vigor ese marco laboral en el que tenemos que empezar a trabajar con los agentes sociales inmediatamente", ha zanjado.

A tres semanas de la aprobación definitiva

Si todo sigue su cauce, el Gobierno espera que el Consejo de Asuntos Económicos y Financieros de la UE (Ecofin) dé el visto bueno definitivo al plan de recuperación en su reunión del próximo 13 de julio, fecha a partir de la cuál Calviño prevé que se produzca el primer desembolso de 9.000 millones de prefinanciación.  

"La dimensión de este plan es trascendental. Va más allá de lo nacional, tiene que servir para que España sea uno de los motores de la recuperación de la UE. Se trata de un proyecto de país, es una oportunidad única para construir esa España más verde, digital, más cohesionada", ha concluido la ministra.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento