Los expertos pronostican un verano muy caluroso y seco en toda España

Varias personas se bañan y toman el sol en una playa del municipio de Marín, a 5 de junio de 2021, en Marín, Pontevedra, Galicia, (España).
Varias personas se bañan y toman el sol en una playa en Pontevedra
Europa Press

El verano astronómico, que comenzará el próximo lunes 21 de junio a las 5:32 hora peninsular, se prevé que sea muy caluroso en toda España, con mayor incidencia cuanto más al sur peninsular, y, en general, normal con respecto a lluvias.

En rueda de prensa para informar sobre la predicción estacional de los próximos tres meses y sobre las características climatológicas de la primavera, el portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), Rubén Del Campo, ha explicado que el escenario más probable es que la temperatura media del verano esté, al menos, 0,5 grados por encima de lo normal en la Península y Baleares.

Esta situación de previsión de mucho calor para los próximos tres meses enlaza con la tendencia del verano de 2020, que fue muy cálido, con temperaturas más altas de lo normal por sexto año consecutivo, según datos de Aemet, que también han observado que nueve de los diez veranos más cálidos desde 1965 han tenido lugar en el siglo XXI.

En cuanto a las precipitaciones para la estación veraniega, el escenario más probable señala que será seco en casi todo el territorio y con algo menos de precipitación de lo habitual en el noroeste peninsular, ha avanzado Del Campo.

Preguntado por las olas de calor, el meteorólogo ha explicado que "los días bajo situación de olas de calor en verano se han duplicado en la última década". Aunque no ha podido adelantar cuántas olas de calor habrá este verano, Del Campo ha señalado que lo normal es una media de 14 días y que "entra dentro de lo probable que haya al menos un episodio de altas temperaturas".

La primavera de 2021 ha tenido un carácter cálido

La primavera meteorológica de 2021 (periodo del 1 de marzo y al 31 de mayo de 2021) ha tenido un carácter cálido, con una temperatura media sobre la España peninsular de 12,5 grados, es decir 0,4 grados por encima de la media de esta estación; ha sido la vigésima primavera más cálida desde 1961 y la duodécima más cálida desde el comienzo del siglo XXI. 

"Como casi siempre ha habido ciertas diferencias regionales", ha señalado el meteorólogo. La estación tuvo un carácter "normal o frío" en la mayor parte del este de la península, en las regiones cantábricas y en Baleares, mientras que resultó cálida o muy cálida en el resto de la España peninsular; en las Canarias fue muy variable, resultando en conjunto cálida. 

Por meses, marzo fue frío o muy frío en el sureste del país, normal o cálido en el resto del territorio peninsular, en Baleares entre normal y frío, mientras que en las Canarias predominó el frío; por el contrario, abril fue cálido o muy cálido en la mitad oeste peninsular, y frío o muy frío en el este y en Baleares.

Mayo fue cálido o muy cálido en la mayor parte de la mitad sur de la península, en el sur de Aragón y en el oeste de Castilla y León, y frío en amplias zonas de Galicia y del Cantábrico. En las Baleares resultó ligeramente frío y en Canarias fue en conjunto muy cálido.

Las temperaturas más altas de la primavera se observaron en la segunda quincena de mayo y destacaron Alcantarilla/base aérea, donde se registraron 36,7 grados el 16 de mayo; Córdoba/aeropuerto, con 36,4 grados el 31 de mayo; Murcia, 36,1 grados el 16 de mayo; y Alicante, con 35,8 grados también el 16 de mayo.

En cuanto a bajas temperaturas, los episodios fríos fueron de "escasa magnitud", ha destacado Del Campo, para resaltar únicamente el episodio del 18 a 22 de marzo, con registros muy por debajo de los habituales para la época del año.

La primavera ha sido en su conjunto muy seca en cuanto a precipitaciones, con una media sobre España peninsular de 114,5 litros por metro cuadrado, valor que representa el 67 % del valor normal del trimestre. "Se ha tratado de la cuarta primavera más seca desde el comienzo de la serie en 1961, y la segunda del siglo XXI", ha explicado el portavoz.

Como dato curioso, Del Campo ha detallado que esta estación ha sido más soleada de lo normal en buena parte de España, aunque con más nubes de lo habitual en el área mediterránea peninsular; y así, por ejemplo, a lo largo de la estación hubo más horas de sol en A Coruña que en Castellón, y en Pontevedra más que en Valencia.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento