La oposición israelí anuncia un acuerdo para 'destronar' a Netanyahu tras 12 años en el gobierno

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, en la Knéset (Parlamento de Israel).
El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, este miércoles, en la Knéset (Parlamento de Israel).
RONEN ZVULUN / EFE

Salvo sorpresa de última hora, el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, está un paso más cerca de abandonar el gobierno tras 12 años consecutivos al frente.

La heterogénea oposición israelí se ha puesto de acuerdo para proponer un gobierno alternativo al del Likud, una iniciativa que encabeza el político centrista Yair Lapid, que lidera la fuerza más numerosa de la oposición, y que han rubricado hasta ocho partidos del ultrafragmentado parlamento israelí.

"He anunciado al presidente del Estado, Reuven Rivlin, que he logrado completar con éxito la tarea de formar gobierno. Prometo que este gobierno trabajará al servicio de todos los ciudadanos israelíes, los que lo votaron y los que no. Respetará a sus oponentes y hará todo lo que esté en su poder para unir y conectar a todas las partes de la sociedad israelí", escribió este miércoles Lapid en su cuenta de Twitter.

El pacto está firmado por ocho partidos de todo el espectro ideológico: el izquierdista Meretz, los socialdemócratas del Partido Laborista, las derechas nacionalistas de Israel Beitenu, la coalición Blanco y Azul y Yamina; el partido de Lapir, Yesh Atid; y los árabes Ra'am y Lista Árabe Unida.

Si finalmente el gobierno prospera se convertirá en la primera coalición de la historia del país en sumar a árabes, ultranacionalistas y la izquierda en un mismo ejecutivo.

Todavía se desconoce el reparto de cargos, pero ya se sabe quién será el primer ministro. Durante los dos primeros años, el jefe del ejecutivo será Naftali Bennett, el líder de la fuerza ultranacionalista de derechas Yamina, que solo cuenta con siete escaños. Transcurrido el bienio, Lapid reemplazará a Bennett.

Naftali Bennett es un viejo conocido de la política israelí. Empresario de éxito en el cambio de la tecnología y excomando del ejército, inició su carrera política en 2006 como jefe de gabinete de Netanyahu. Aunque años más tarde abandonaría el Likud para integrarse en otros movimientos derechistas, ha ocupado ministerios como los de Educación, Economía o Defensa en mandatos de Netanyahu.

Sus posturas sobre Palestina -rechaza la solución de los dos Estados y comparó al país con "un trozo de metralla metido en el culo"- finalmente no han sido obstáculo para sumar a las fuerzas árabes. El rechazo contra Netanyahu, cercado por varias causas graves de corrupción, ha pesado más.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento