Toca el saxofón, ama a su gata y casi arqueólogo: así es Sarp Can Köroğlu, el nuevo rostro de 'Love is in the air'

El actor Sarp Can Köroğlu.
El actor Sarp Can Köroğlu.
Instagram Sarp Can Köroğlu.

Es una de las series de la temporada porque a su condición de telenovela orgullosa de serlo hay que añadirle un factor importante y casi incuestionable: la belleza de todos sus protagonistas. El último en sumarse a esta nueva ola de la ficción turca que aterriza en nuestras pantallas es Sarp Can Köroğlu, quien interpreta a Deniz en, cómo no, Love is in the air.

Él encarna al tercer vértice de un triángulo amoroso que dificulta ese final feliz que todos sus espectadores desean para Eda y Serkan. Es decir, para Hande Erçel y Kerem Bürsin, quienes por cierto revelaban recientemente que están saliendo juntos también en la vida real.

Pero en esos temas ya no entra Sarp Can Köroğlu, quien detrás de las cámaras y los focos de los rodajes dista bastante de la perfidia y las malas artes de su personaje, tal y como demuestra repartiendo sonrisas, encanto, profesionalidad y carisma en las entrevistas que ha ido concediendo, así como en su Instagram, donde acumula casi 670.000 seguidores, que a buen seguro pronto irán ascendiendo.

Nacido en Adıyaman, al sureste de Turquía, hace 31 años, él mismo admite que el mundo del cine y la televisión no es que no fueran su primera opción, sino que entró básicamente "sin pensarlo mucho" porque no le quedaba otra. "Si había 150 estudiantes, me gradué en el puesto 147", llegó a explicar sobre su nula capacidad para los estudios en una entrevista con Istandist.

Esto hizo que se diera cuenta de que su vida estaba en Estambul. Y allí llegó para inmediatamente ponerse a estudiar Arqueología en Mimar Sinan, la universidad de Bellas Artes de la metrópoli otomana. Es una carrera que no ha terminado debido a que no ha parado de trabajar, aunque su objetivo es acabarla en el futuro (a pesar de que admite que solo ha estado en una excavación "mientras iba a Esmirna", que se bajó con unos amigos y sacudió "un par de pinceles y de vacaciones").

La razón por la que abandonó la carrera fue que comenzó muy pronto a despuntar en El secreto de Feriha y a partir de ahí, su 190 centímetros de altura y su barba comenzaron a ser solicitados por las productoras, aunque él tenía a quien quería a su lado: la gata First.

"First es de carácter dominante: dura con todos menos conmigo. No le gusta nadie. La encontré en la calle una mañana. Los coches pasaban por su lado pero no la atropellaban. Como era muy pequeña, inmediatamente salté a la carretera y la recogí", cuenta.

Sin embargo, el actor también ha vivido momentos difíciles, como la muerte de su madre en 2013. "Cuando falleció, no lloré. Y sin embargo, me considero alguien muy sensible a las emociones", reconoce el intérprete, que solo comenzó a recibir lecciones de cómo ser actor una vez llegó a Estambul pero que estas precisamente le ayudaron a canalizar mejor todo aquel dolor, así como las visitas esporádicas siempre que el trabajo se lo permite a su padre, farmacéutico de profesión, y a su hermana, que vive en Tiflis, Georgia.

Su paso al frente definitivo le llegó en 2015 con la serie Las hijas del Sol, donde coincidió precisamente con su nueva compañera de reparto, Hande Erçel, con la que mantiene una enorme amistad y cuya química está más que demostrada. No es la única estrella turca con la que ha coincidido: también hubo de recibir, por motivos de guion, un puñetazo del mismísimo Can Yaman en Mr. Wrong, una serie que fue cancelada tras solo 14 episodios.

Todo esto ha ido provocando que cada vez tenga menos tiempo libre y, el poco que tiene, lo suele destinar por una parte a ir al gimnasio y a practicar deportes, siendo sus favoritos los que tienen que ver con la nieve o el mar, aunque también es muy seguidor de otros tantos, como del tenis, siendo un fan incondicional de Rafa Nadal.

Apasionado de la música, ha contado que tocaba el saxofón más a menudo en su juventud, aunque ahora cada vez tiene menos tiempo. Eso sí, como lo tiene en su casa, cada tanto vuelve a retomar su aprendizaje. Los viajes y estar al aire libre, sobre todo con sus amigos y entre rodaje y rodaje, es otro de sus grandes hobbies.

Su corazón estuvo ocupado hasta finales del año pasado por por la artista y diseñadora Ferhan Talib, siendo su ruptura de forma de muy discreta y amistosa. Eso sí, ambos pasaron por el trámite de borrar todas las imágenes que compartían en sus redes sociales excepto en las que aparecía Mini, el perro de ella, que convivió un tiempo con ambos y con el que Sarp Can Köroğlu estaba totalmente obnubilado.

Qué le deparará el futuro aún no lo sabe, pero el actor por si acaso ya está aprendiendo inglés para probar suerte en otros países. ¿Quién sabe? Quizá si se aplica con el español también le podamos ver pronto por alguna otra serie de Mediaset... pero sin ser doblado.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento