El príncipe Guillermo bromea sobre el (escaso) talento musical de Kate Middleton: "Me duelen los oídos"

Los duques de Cambridge, Guillermo y Kate.
Los duques de Cambridge, Guillermo y Kate.
GTRES

Los hay que lo tienen y los hay que no, tampoco pasa nada: no todo el mundo tiene un don para la música. Desde luego, si le preguntan al príncipe Guillermo sobre si mujer es del primer o del segundo, lo tiene claro: a Kate Middleton no le ha llamado Dios por el camino del pentagrama. Y además ha sido bastante explícito en su opinión.

Los duques de Cambridge se encuentran actualmente de gira por Escocia, intentando con su presencia frenar el avance de una nueva ola independentista. Para ello, están pasando varios días representando a la reina Isabel II (en la Asamblea General de la Iglesia de Escocia el hijo de Lady Di actuó como Lord Alto Comisionado) en diversos actos.

Este lunes, por ejemplo, los condes de Strathearn (su título escocés) visitaban SVRU, una unidad especial de la policía con la que buscan acabar con las adicciones y la violencia callejera promoviendo terapias para encauzar a los más jóvenes a ramas más notables, como la música.

Porque el centro dispone de un teclado y de sintetizadores para poder componer alguna canción, algo a lo que han invitado a hacer a la duquesa. Y hete aquí que Kate Middleton se atrevía a seguir el ritmo que le marcaban, con tan mala suerte que un movimiento de su mano ha producido un sonido pocas veces oído en cualquier composición que se precie.

Lo que sí se oye a continuación es al príncipe Guillermo riéndose a mandíbula batiente de las nulas capacidades de su esposa, que cuando lo mira -y vuelve a sonar lo que ha pergeñado- tampoco puede evitar mondarse de la risa. "Apágalo, que me duelen los oídos", bromea el heredero.

Luego los duques se han marchado a otras actividades que se realizan en SVRU, como aprender a canalizar la violencia a través del boxeo, reuniones con los expertos que les ayudan en su día a día o promover el ejercicio al aire libre con bicicletas de montaña. Eso sí, antes de marcharse de la estancia musical, Kate Middleton pedía perdón: "Lo siento de veras por la malísima canción que os he dejado. Borradla, borradla, borradla".

"Seguid vuestro increíble trabajo, SVRU, liderando el camino en la búsqueda de soluciones compasivas, holísticas y enfocadas en la humanidad de las personas", rezaba el tuit que ha puesto la cuenta oficial de Kensington, sin olvidar la gran anécdota del día: "Ah, y por favor borrad esa música...".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento