Las nanopartículas que se desarrollan en Madrid: reducen el tamaño del cáncer de ojo y los efectos de la quimioterapia

  • El melanoma de úvea es un cáncer ocular poco común pero muy agresivo y difícil de detectar.
  • Esta técnica es el primer abordaje terapéutico con éxito para el melanoma y abre la puerta al tratamiento de otros cáncer.
Investigadores del Instituto de Tecnología Química (ITQ), centro mixto del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y la Universitat Politècnica de València (UPV), han desarrollado y patentado una nueva nanomedicina para el diagnóstico y tratamiento (sistema teranóstico) del cáncer de próstata, basada en el uso de nanopartículas porosas orgánicas COFs –-de covalent organic frameworks–- que destaca por ser más eficiente y menos agresiva que la quimioterapia convencional.
Investigadores del Instituto de Tecnología Química (ITQ) han desarrollado y patentado una nueva nanomedicina para el diagnóstico y tratamiento  del cáncer de próstata, basada en el uso de nanopartículas porosas orgánicas COFs

La Comunidad de Madrid, a través de la Instituto Madrileño de Estudios Avanzados (IMDEA) en Nanociencia, está desarrollando una técnica de alta precisión basada en nanopartículas inteligentes que disminuye de manera más efectiva el tamaño del cáncer de ojo y podría reducir sus efectos secundarios tras la quimioterapia

Este estudio se realizó para tratar el melanoma de úvea, un cáncer ocular poco común pero muy agresivo y difícil de detectar.

El grupo de NanoBiotecnología de IMDEA Nanociencia, ha utilizado nanopartículas de oro recubiertas con albúmina (principal proteína de la sangre) para transportar un fármaco denominado AZD8055 hasta las células cancerígenas. El AZD es un potente inhibidor que previene la proliferación y supervivencia de las células tumorales.

Esta innovadora técnica consiste en conseguir que esas nanopartículas liberen el fármaco de manera controlada exclusivamente en las células tumorales de melanoma de úvea sin afectar al resto de células sanas.

Tras realizar la investigación en ratones, los resultados revelan que el uso de nanopartículas consigue que la superficie tumoral disminuya de una manera mucho más eficiente que con el sólo uso del fármaco AZD8055. Es decir, mientras que usando sólo el fármaco se afecta a la viabilidad de las células sanas, las nanopartículas afectan exclusivamente a las células tumorales. Una alta selectividad que podría reducir los efectos secundarios de la quimioterapia. 

Esta técnica se convierte así en el primer abordaje terapéutico con éxito para el melanoma de úvea basado en nanotecnología y abre la puerta al tratamiento de otros tipos de cáncer

Los vehículos basados en nanoestructuras de oro para administrar los medicamentos son excelentes candidatos para este objetivo debido a su excepcional estabilidad, ausencia de toxicidad y facilidad de modificación con varios agentes químicos. 

Melanoma de úvea 

El melanoma de úvea es la neoplasia maligna primaria más común del ojo en adultos. En general, se trata de un tumor muy agresivo y difícil de detectar. Aunque no exista evidencia de metástasis en una primera revisión en la mayoría de los pacientes, aproximadamente el 50% de ellos, finalmente la desarrollan tras el diagnóstico inicial, y el 90% de ellos afectan al hígado

Una vez detectada la primera metástasis, el tiempo medio de vida del paciente suele ser inferior a un año, incluso tras la administración de los tratamientos.

Existen diferentes tratamientos para el melanoma de úvea local tales como la radioterapia, la terapia con láser, la resección clínica o incluso la extirpación del ojo. Sin embargo, actualmente, no existe un tratamiento eficaz para el melanoma de úvea metastásico que tenga un efecto significativo en la supervivencia general del paciente.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento