Carles Francino se emociona en su regreso a la radio al relatar su batalla contra el coronavirus: "Me asusté"

Carles Francino regresa a 'La ventana' tras luchar contra la Covid-19.
Carles Francino regresa a 'La ventana' tras luchar contra la Covid-19.
CADENA SER

Tras décadas en la radio, es posible que Carles Francino nunca olvide la entrega de La ventana de este lunes, 10 de mayoY es que el periodista ha vuelto, muy emocionado, al programa que presenta en Cadena SER después de ausentarse durante 47 días de su puesto de trabajo para batallar contra el coronavirus.

El comunicador ha abierto el espacio radiofónico agradeciendo las muestras de cariño recibidas durante las últimas semanas y lanzando varias reflexiones sobre su dura experiencia con la Covid-19, enfermedad por la que tuvo que ingresar en el hospital durante varios días a finales del mes de marzo.

Con un nudo en la garganta y al borde de las lágrimas, el presentador ha admitido que, en el caso de contagiarse, no esperaba que los efectos de la Covid-19 fueran tan graves, al menos para él, que sigue un estilo de vida saludable: "Este puñetero virus no atiende a deporte ni a razones ni a nada".

"A los cinco días de dar positivo tuve que ingresar de urgencia en la Fundación Jiménez Díaz con fiebre muy alta, el ánimo bastante bajito y el oxígeno muy bajo también. Las pasé canutas durante 48 horas, aunque eso lo supe después. Los indicadores, al parecer, eran bastante malos. Incluido un ictus del que, al parecer, toco madera, no me ha quedado ninguna secuela", ha avanzado el periodista.

"Perdí mucha masa muscular, seis o siete kilos y, además, perdí la voz. No es que tenga mucha, pero la poca que tengo la perdí. Me asusté... Pero bueno, yo he salido. Y el contacto estrecho, que es un familiar muy próximo, murió el 12 de abril. Y otra en este caso se recupera lentamente", ha lamentado, afligido.

De esta manera, el presentador ha compartido algunos pensamientos. El primero, relacionado con los sanitarios. "¿Nos hemos olvidado de ellos?", ha preguntado, añadiendo una nueva cuestión: "¿Dónde han quedado aquellos aplausos a las ocho de la tarde? Todos los homenajes se quedan cortos".

Francino ha lamentado que el pasado fin de semana se escucharan "los botellones" desde las UCI debido al fin del toque de queda. "No tiene nombre", afirma. "El Covid ha afectado a muchísima gente, pero a otra mucha no. Las alusiones a muertos a ese colectivo le molestan", ha añadido.

Finalmente, el periodista ha querido reivindicar "la fuerza del cariño". "Un cariño que a mi familia y a mí, sinceramente, nos ha desbordado en estas semanas tan complicadas. No solo el cariño de los amigos más próximos y de los familiares, sino también de toda la radio, de los compañeros y las compañeras; de un montón de personas que un día entrevistaste", ha sentenciado.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento