Mossos desplegará un dispositivo especial similar al de Fin de Año o Sant Joan en la madrugada del domingo para garantizar el orden público

Un grupo de personas hacen botellón en la playa de la Barceloneta, el 28 de julio de 2020.
Un grupo de personas hacen botellón en la playa de la Barceloneta, el 28 de julio de 2020.
ACN

El Departament de Interior de la Generalitat catalana ha anunciado este viernes que se desplegará un operativo conjunto especial entre efectivos de los Mossos d'Esquadra y de las diferentes policías locales que velará por la seguridad ciudadana, el orden público y la movilidad en las principales carreteras y lugares públicos o susceptibles de recibir grandes concentraciones de personas durante la madrugada del domingo (entre la medianoche y las ocho de la mañana) coincidiendo con el fin del estado de alarma y del confinamiento perimetral autonómico. 

El comisario de los Mossos, Joan Carles Molinero, ha asegurado que este operativo, del que no ha detallado la cifra de agentes implicados, será "similar" a los que se desarrollan durante la verbena de Sant Joan o la noche de Fin de Año. 

"Se garantizará la seguridad ciudadana en plazas y lugares públicos ante la previsión de que haya personas que quieran salir a celebrar el final del estado de alarma", ha indicado el comisario.

"Se garantizará la seguridad ciudadana en plazas y lugares públicos ante la previsión de que haya personas que quieran salir a celebrar el final del estado de alarma" (Joan Carles Molinero, comisario de los Mossos)

La vigilancia en las carreteras se hará con dispositivos de control de alcoholemia y drogas tanto estáticos como móviles y se controlará también el acceso a los parques naturales catalanes para evitar aglomeraciones como las que se han dado durante meses anteriores en fin de semana y en periodos de confinamiento municipal o comarcal de Cataluña.

La movilidad se verá incrementada entre un 10% y un 12% este fin de semana respecto a uno previo a la pandemia por el levantamiento del toque de queda y del confinamiento perimetral autonómico del domingo. Así lo ha indicado el conseller Sàmper.

Este amplio operativo tiene vocación "preventiva", han indicado tanto Sàmper como Molinero, para informar, corregir actuaciones que no respeten las restricciones y, "en último caso" sancionar a quien no reconduzca tras ser apercibido.

En la misma comparecencia, el secretario general de Salud, Marc Ramentol, ha indicado que las medidas aprobadas este viernes por el Procicat y que ha avalado el Tribunal Superior de Justícia de Catalunya tienen una vigencia de 15 días, hasta el próximo 24 de mayo. 

50% de aforo en actividades de mayores en centros cívicos 

Ramentol ha explicado dos medidas más que se han aprobado dentro de la resolución del Procicat de este viernes. La primera, la equiparación a partir del próximo lunes de todas las enseñanzas regladas a la plena presencialidad, lo que afecta directamente a las enseñanzas de régimen especial. Y la segunda, la ampliación a un aforo del 50% de las actividades de equipamientos cívicos dirigidas a personas mayores, en lugar de las seis personas máximas permitidas hasta ahora. 

Los datos mejoran

Por su lado, la consellera de Salut, Alba Vergés, ha afirnado que los datos epidemiológicos "indican que vamos por el buen camino" y ha puesto en valor que en Cataluña "ya se han puesto 3 millones de dosis de vacunas y el 75,6% de los mayores de 60 años ya tienen al menos una dosis". 

Preguntada sobre la actual tanda de vacunación abierta a la franja de población entre 50 y 59 años, ha detallado que "las personas que tengan ahora entre 56 y 59 años pueden ya pedir cita para vacunarse". Este grupo poblacional corresponde a personas nacidas entre los años 1962 y 1965, unos 360.000 ciudadanos. 

El TSJC avala las medidas propuestas 

La Sala Contenciosa del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) ha aprobado este viernes las restricciones por la Covid que propuso la Generalitat para después del estado de alarma que se refieren a limitar a seis personas los encuentros sociales y restringir el aforo al 50% en actos religiosos y civiles.

El TSJC ha explicado este viernes que los magistrados han avalado las medidas después de que la Generalitat pidió autorización judicial urgente porque implican limitar o restringir derechos fundamentales.

El jueves, la Fiscalía envió al TSJC su informe sobre la cuestión, en el que se mostró favorable a que los jueces ratifiquen las medidas que propone el Govern porque son una restricción "proporcionada a la necesaria preservación de la salud".

Vergés ha destacado que el TSJC ha acreditado "la necesidad, la idoneidad y la proporcionalidad" de las medidas, lo que ha señalado que ha sido la "máxima" del Govern a la hora de gestionar la emergencia "sanitaria, económica y social" de la Covid.

Por su parte, Sàmper ha destacado que el aval del TSJC supone un "reconocimiento" a que el Govern y el Procicat han hecho una "lectura correcta" de la actual situación epidemiológica en Cataluña, ya que se legitiman las medidas restrictivas que han planteado para controlar la pandemia.

Resumen de las medidas en vigor desde el próximo domingo

Se mantiene la limitación a seis personas de las reuniones sociales y, en los bares y restaurantes, las mesas no pueden ser de más de cuatro comensales a excepción de que sean una sola burbuja de convivencia.

Además, la restauración podrá abrir hasta las 23 horas, como el deporte y la cultura; y el comercio hasta las 22 horas. 

Parques y ferias de atracciones podrán reabrir con un aforo del 30%, todas las enseñanzas regladas recuperarán la presencialidad plena, y las actividades para  gente mayor en equipamientos cívicos podrán llegar al 50% de aforo. 

En los actos religiosos, se mantiene un aforo del 50% y un máximo de 500 personas, que se puede ampliar a 1.000 con una buena ventilación.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento