Gabilondo anuncia que recogerá su acta entre voces críticas que le exigen un paso atrás

El delegaod del Gobierno en Madrid y secretario general del PSOE-M, José Manuel Franco, junto al ya candidato del PSOE a la Presidencia de la Comunidad de madird, Ángel Gabilondo.
El delegaod del Gobierno en Madrid y secretario general del PSOE-M, José Manuel Franco, junto al ya candidato del PSOE a la Presidencia de la Comunidad de madird, Ángel Gabilondo.
PSOE-M

El desastre electoral sufrido por el PSOE en las elecciones madrileñas, en las que cosechó su peor resultado histórico en unas autonómicas, no tendrá consecuencias inmediatas: fuentes próximas a su candidato, Ángel Gabilondo, indicaron este miércoles que recogerá su acta como diputado en la Asamblea regional y que no se plantea su dimisión.

Tampoco se plantea dejar su cargo el secretario general de los socialistas madrileños y secretario de Estado para el Deporte, José Manuel Franco, pese a que hay voces críticas en la federación que reclaman que ambos den un paso atrás para asumir responsabilidades y apuestan por la celebración de un Congreso Extraordinario para renovar el órgano de dirección.

De hecho, la confirmación de que Gabilondo no dimitirá y recogerá su acta de diputado choca con algunas voces de la dirección socialista que en la jornada postelectoral daban por segura la salida del candidato socialista. A su juicio, no se trata de acusar directamente a Gabilondo, pero sí creen necesario un drástico giro tras la debacle vivida este 4 de mayo.

En una reunión de la Ejecutiva del PSOE-M celebrada por la tarde y que se alargó hasta bien entrada la noche, fueron muchos los miembros de este órgano que se mostraron decepcionados por ver frustrada su apuesta por la celebración de un Congreso Extraordinario que renueve el partido en Madrid, que deberá recomponerse tras las elecciones, según apuntan fuentes socialistas.

Franco, en cambio, apuesta por cumplir con los plazos y no celebrar dicho encuentro hasta que el PSOE nacional no celebre el Federal en el próximo mes de octubre. Es la misma posición que mantuvo Manuel Robles, presidente del PSOE-M, que aseguró que "no toca" celebrar un Congreso extraordinario porque el calendario marca que habrá uno ordinario en cinco meses.

Las mismas fuentes explican que los que pedían un encuentro extraordinario lo hacen para "tener más de un año para preparar un nuevo programa y buscar un nuevo candidato", dado que Gabilondo está de salida.

También ha hecho oídos sordos el secretario general a las peticiones de dimisión que han llegado de Izquierda Socialista. En un comunicado, esta corriente ha asegurado que la dirección del PSOE-M es "sujeto activo" del "fracaso histórico" en las elecciones autonómicas, en las que el partido obtuvo 24 diputados. Asimismo, esta facción de los socialistas pedía la dimisión de Gabilondo, que no ha estado presente en la Ejecutiva al no formar parte del órgano.

Al ser preguntado por el futuro de Gabilondo, el ministro de Transportes y secretario de Organización, José Luis Ábalos, optó por una respuesta tibia, sin un respaldo claro: Gabilondo es una persona "lo suficientemente madura" como "para tomar su propia decisión".

Gabilondo, que se presentó por tercera vez como candidato y que ganó las elecciones en 2019, se enfrentó a una campaña muy complicada donde nunca encontró su espacio. La estrategia fue diseñada por el equipo de Sánchez en Moncloa, que también configuró buena parte de la lista electora. La campaña arrancó apelando al centro -para seducir a antiguos votantes de Cs-, para después abrirse a un pacto de izquierdas. En los últimos días, además, se vio arrastrada a la polarización entre "democracia" y "fascismo", un debate que alejó a Gabilondo de su estilo y su zona de confort.

Calvo y Montero contextualizan la derrota

Después de que se celebrase este miércoles la Ejecutiva de los socialistas madrileños, este jueves será el turno de la Ejecutiva Federal. El presidente del Gobierno y líder del PSOE, Pedro Sánchez, ha convocado una reunión de la dirección para analizar el momento del partido en Madrid. Este encuentro estaba programado para el próximo lunes, pero finalmente se ha adelantado.

Y es que, los resultados electorales de los comicios madrileños han supuesto un seísmo en la política nacional. Eso sí, los socialistas han querido rebajar las lecturas que anuncian un cambio de ciclo en la política española por la victoria de Ayuso y la reunificación de las derechas. Si bien la vicepresidenta primera, Carmen Calvo, ha reconocido "sin ambages" una derrota que no esperaban, la ha desvinculado del ámbito nacional. "Es el triunfo de la señora Ayuso, no de Casado", ha dicho este miércoles. "Son resultados de Madrid que se quedan en Madrid", ha apostado por su parte la ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento