La Audiencia Nacional investiga la presencia en España del jefe del Polisario al que se le imputan delitos de genocidio

El jefe del Frente Polisario, Brahim Ghali en una imagen de archivo
El jefe del Frente Polisario, Brahim Ghali en una imagen de archivo
PRESIDENCIA EL SALVADOR

La Audiencia Nacional investiga la presencia en España del jefe del Frente Polisario, Brahim Ghali, al que se le imputan delitos de genocidio, después de que la Asociación Saharaui para la Defensa de los Derechos Humanos (ASADEDH) haya interpuesto un escrito ante el Juzgado Central de Instrucción número 5 del que es titular Santiago Pedraz. 

El documento, al que ha tenido acceso 20minutos, solicita al alto tribunal después de la noticias aparecidas, comprobar la veracidad de los hechos y, si procede, "tomar la oportuna declaración al investigado Brahin Ghali y dictar orden de detención para no eludir la acción de la justicia internacional".

Ghali, de 73 años permanece ingresado en estado grave bajo una identidad falsa en un hospital de Logroño, "por razones humanitarias", según han confirmado fuentes diplomáticas horas después de que el medio internacional Jeune Afrique, informara de su ingreso.

Ghali, que se habría registrado con el nombre falso de Mohamed Benbatouch y una identidad argelina para evitar problemas con la justicia española, que le acusa de violaciones de los derechos humanos, sufre problemas respiratorios.

Según Jeune Afrique, el jefe del Frente Polisario sufre además un cáncer digestivo desde hace varios años y había sido hospitalizado previamente en Tinduf (Argelia), donde había recibido la visita del jefe del Estado Mayor argelino, Saïd Chengriha.

Imputado por delitos de genocidio

Brahim Ghali fue imputado en 2016 por el juez de la Audiencia Nacional, José de la Mata, por acusarle de la comisión de delitos de genocidio, asesinato, torturas y desapariciones cometidos presuntamente contra la población saharaui disidente refugiada en los campamentos de Tinduf (Argelia). El juez admitió una denuncia a trámite en noviembre de 2012 y que fue interpuesta por la asociación Asadedh y tres víctimas contra 28 miembros del Frente Polisario y altos cargos del gobierno argelino.

Antes de la imputación, el secretario general del Frente Polisario tenía prevista una visita a España. Tras conocer la citación, no viajó a España, donde iba a participar en la Conferencia Internacional de Apoyo y Solidaridad con el Pueblo Saharaui en Vilanova i la Geltrú (Barcelona). De esta forma, no compareció ante el juez en relación a la querella por presuntas violaciones de derechos humanos.

Ese mismo año, 2016, Brahim Ghali había sido elegido nuevo secretario general del Frente Polisario y por consiguiente ocupar el cargo de presidente de la autoproclamada República Árabe Saharaui Democrática (RASD) tras la muerte en mayor de 2016 de Mohamed Abdelaziz después de casi 40 años en el cargo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento