¿Por qué la SGAE también 'se lleva' un 10% de los conciertos benéficos?

  • Le corresponde por ley y sólo puede renunciar a él si los autores de las canciones deciden ceder sus derechos.
  • La consulta a los autores se hace después de las actuaciones.
  • Desde la asociación creen que si se eximiera del 10% a los festivales benéficos, algunos que no lo son se 'disfrazarían' para eludir el pago.
El tenor Josep Carreras, en un concierto benéfico.
El tenor Josep Carreras, en un concierto benéfico.
ARCHIVO

La Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) admitió su error el martes y decidió que los 5.000 euros que le corresponden del concierto benéfico en favor de Juanma, un niño de cinco años que sufre la enfermedad de Alexandre, acabaran en manos de la familia.

En un principio, la organización reclamó el 10% de los ingresos, un porcentaje que le corresponde por ley siempre y cuando los autores no cedan los derechos de sus obras, pero horas más tarde la propia SGAE emitió un comunicado en el que anunciaba que haría una "aportación voluntaria por un equivalente a los derechos de autor" (en total, 5.629 euros). Es decir, a expensas de la decisión de los autores, la asociación saldó el entuerto con una donación.

No es la primera vez que la asociación se ve en estas circunstancias. En enero de 2006, la SGAE reclamó 518 euros a una asociación teatral de discapacitados por usar títulos de varias obras con copyright y, tal y como ha ocurrido con el pequeño Juanma, se vio obligada a rectificar, alegando que el cobro se había debido a un error burocrático y que el importe sería devuelto.

Las devoluciones son 'a posteriori'

Algo similar ocurrió en junio de ese mismo año, cuando la asociación recibió numerosas críticas tras ingresar 3.268 euros de un festival benéfico por el pueblo saharaui. El problema, según explican desde la propia organización, es que en este tipo de festivales (se calcula que hay entre 600 y 800 al año), los intérpretes no siempre son los autores de las canciones.

La asociación puede ponerse en contacto con los autores para que ellos decidan si ceden o no sus derechos, pero esto se hace después de las actuaciones, según confirmó la SGAE a 20minutos.es.

De esta manera y en función de las canciones que se hayan interpretado en el festival, la asociación sabe a qué autores debe dirigirse para plantearles la cesión de derechos. Es entonces cuando puede devolverse ese 10% a los organizadores, aunque es imprescindible que los autores de las obras interpretadas lo autoricen.

"No podemos tomar decisiones por ellos"

La asociación asegura que su obligación es gestionar los derechos de sus socios "en cualquier ámbito" y que "no puede tomar decisiones por ellos". Es por ello que, si no recibe la notificación por parte de los autores, el dinero recaudado (un 9% del cual se lo queda la organización en concepto de gastos de administración) no se devuelve.

Además, desde la asociación temen que si se eximiera del 10% a todos los festivales benéficos, muchos de los ya existentes donarían una parte insignificante de sus ingresos para poder eludir el pago.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento