Berlín ayudará a los inquilinos afectados por el fallo del Constitucional con un fondo dotado con 10 millones de euros

La 'luna rosa' aparece tras un edificio residencial en Berlín (Alemania).
Un edificio residencial en Berlín (Alemania).
CLEMENS BILAN / EFE

El Gobierno de la ciudad-estado de Berlín anunció este martes la puesta en marcha de un fondo para ayudar a los inquilinos con problemas para pagar el alquiler después de que el Tribunal Constitucional anulase la ley que limitaba los arriendos. El Gobierno de la capital acordó la creación de un "fondo de salvaguardia" con 10 millones de euros para apoyar financieramente a las familias de menores ingresos afectadas por la reciente sentencia contra el "tapón de los alquileres", informó el responsable de Urbanismo y Vivienda, Sebastian Scheel.

La decisión del Constitucional suponía la vuelta a los alquileres previos a la entrada en vigor de la ley regional que los limitaba y congelaba, con la opción para los propietarios de reclamar retroactivamente la diferencia por los 14 meses en que había estado en vigor.

El ejecutivo regional estima que unas 40.000 familias (de los 1,5 millones de hogares a los que afectaba la ley) pueden tener dificultades para afrontar estos pagos. El fondo contempla hasta la asunción completa del reintegro en los casos más graves, como la de quienes cobran algunas ayudas no contributivas.

La ley afecta a 1,5 millones de viviendas

El Constitucional alemán tumbó la semana pasada la ley que congeló los alquileres en la ciudad-estado de Berlín desde 2020, una iniciativa impulsada para detener el incremento de los precios del sector inmobiliario. El tribunal argumentó que los alquileres son competencia federal y que los estados federados sólo están autorizados a legislar "mientras y en la medida en que el Gobierno federal no haya hecho uso final de su competencia legislativa".

La ley para congelar los alquileres entró en vigor el 23 de febrero de 2020, fijó un máximo de 9,80 euros por metro cuadrado (muy por debajo de los precios de mercado en el centro) y afecta a los contratos de arriendo de 1,5 millones de viviendas en la capital alemana -donde el 85 % vive en régimen de alquiler- durante cinco años.

Los alquileres en la capital se han doblado en la última década por el creciente atractivo de Berlín, la caída de los tipos de interés, la buena situación económica en Alemania, la poca flexibilidad del sector de la construcción para atender a la demanda y por la especulación.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento