Los distritos y municipios del sur de Madrid, clave en las elecciones a la presidencia de la Comunidad este 4-M

Varias personas esperan para ser atendidos en el Centro de Especialidades de Orcasitas
El Centro de Especialidades de Orcasitas
Marta Fernández - Europa Press

Puente de Vallecas, Villa de Vallecas, Latina, Carabanchel, Usera y Villaverde son los distritos de la ciudad de Madrid que podrían ser determinantes para decantar las elecciones del 4-M hacia un lado o hacia otro. Además, municipios como Móstoles, Alcorcón, Rivas, Leganés, Getafe y Fuenlabrada se suman a esta lista. En el sur de la Comunidad de Madrid será donde se jueguen izquierda y derecha buena parte de sus opciones en los comicios.

En estas zonas vive en torno al 25% de los madrileños y los partidos políticos, cada uno con sus motivos, han virado su mensaje hacia ellas: la derecha busca captar un voto que tradicionalmente se le ha resistido, mientras que la izquierda llama a la gente a votar. Su principal rival en el sur de Madrid es la abstención.

Esos municipios y distritos forman el llamado "cinturón rojo", porque son zonas donde se concentra la clase trabajadora y que tradicionalmente han votado al PSOE. En 2011 hubo alguna excepción: el PP con Esperanza Aguirre ganó por ejemplo en Alcorcón y en Getafe. Existe también la tesis de que precisamente por su tradición trabajadora son zonas en las que la crisis económica ha azotado especialmente. Ahí es donde la derecha busca canalizar el descontento de votantes que por lo general han optado por la izquierda.

En 2011 hubo alguna excepción: el PP con Esperanza Aguirre ganó por ejemplo en Alcorcón y en Getafe

Vox apuntó a ese plan desde el primer momento. “Vamos a pintar de verde el cinturón rojo", expresó Abascal, que apostó por presentar la candidatura de Rocío Monasterio en Vallecas, evidenciando su intención de captar votantes precisamente en aquellos lugares que en general les habían dado la espalda a las opciones políticas de la derecha. Isabel Díaz Ayuso también ha lanzado un guiño a esos municipios y distritos al incluir en la lista electoral a muchos de los portavoces del PP en esas zonas.

¿Qué candidato a presidir Madrid lo ha hecho mejor durante la campaña del 4-M?

La izquierda quiere evitar la abstención

La izquierda, por su parte, considera que su principal freno en los municipios del sur es la abstención, y por eso su campaña se centra en movilizar a los votantes desencantados para volver a atraerlos. Tanto Unidas Podemos como Más Madrid han repetido en numerosas ocasiones que una victoria de la izquierda el 4 de mayo pasa "por los barrios".

Pablo Iglesias por ejemplo ha pedido el voto en esas zonas "para que puedan cambiar las cosas". El candidato morado se reunió con asociaciones vecinales en Parla y aseguró que "esto no va de pedir el voto; esto va de si gana la mayoría, de que Parla y los barrios trabajadores vayan a votar", sostuvo. Iñigo Errejón y Mónica García hicieron lo propio: el líder de Más País reiteró en que "se vote en todo los pueblos y los barrios trabajadores de la Comunidad de Madrid".

Las elecciones del 4-M se dan en un contexto de crisis sanitaria, económica y social, por lo que el voto puede ser volátil, de ahí que el sur de la Comunidad de Madrid ya no sea un territorio tan claro para la izquierda. Los votantes podrían quedarse en casa u optar por formaciones de derechas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento