Dulceida desvela sus manías en 'El hormiguero': "Me gusta chuparme el dedo para dormir y tocar orejas frías"

  • La influencer cuenta con casi 3 millones de seguidores en Instagram, 2 millones en Youtube y 700.000 en TikTok.
  • "Una vez me amenazaron con matarme y tuve que acudir a la policía", comentó la invitada.
Dulceida, en ‘El hormiguero’.
Dulceida, en ‘El hormiguero’.
ATRESMEDIA

El hormiguero recibió este martes la visita de Aída Domenech, más conocida en redes sociales como Dulceida, una de las influencers más importantes de nuestro país con casi 3 millones de seguidores en Instagram, 2 millones en Youtube y 700.000 en TikTok.

La invitada comentó con Pablo Motos sus inicios: "Empecé con Fotolog y me volví loca por la moda, tenía necesidad de ver y mostrar e internet se prestaba a eso. Después me abrí un blog porque quería mostrar pequeños diarios míos, mis gustos... y poco a poco vi que lo veían veinte mil personas".

Aunque ahora, tanto ella como sus compañeras, cobran a las marcas por sus publicaciones en redes, al principio no fue así: "Las influencers nos dimos cuenta que todo lo que te ponías se agotaba, las marcas vendían más y decidimos pedir dinero", explicó.

"Mi primera vez fue con una boutique que tiene marcas de lujo, me pidieron publicar en mi blog poniéndome lo que quisiera de la tienda y ganar 400€, me pareció muy Pretty woman y lo disfruté muchísimo", recordó Dulceida.

Dulceida y sus manías

Pero el presentador quiso conocer un poco más a su invitada, a la que preguntó por sus curiosas manías: "Me gusta mucho tocar orejas, sobre todo si están frías. Además, desde que nací me dieron un chupete, pero yo empecé a chuparme el dedo y todavía, con 31 años, sigo haciéndolo para dormir".

También mostró a cámara su pulgar para que se viera una especie de bulto que le había salido al chupárselo durante tantos años, "aparte de tener los dientes hacia afuera, pero me gustan, en mi seña de identidad".

Pulgar de Dulceida, en ‘El hormiguero’.
Pulgar de Dulceida, en ‘El hormiguero’.
ATRESMEDIA

Al ver el dedo, Barrancas exclamó: "Es como una ampolla, ¿no?", afirmación que pilló por sorpresa a la invitada y a Motos, que le contestó: "Por favor, no has dicho ampolla, ha sido otra cosa...". Para salir de dudas repitieron varias veces el comentario, pero no se pusieron de acuerdo y el presentador cambió de tema.

Fuerza mental para ser influencer

"Hay que ser muy fuerte mentalmente porque estás continuamente expuesto a las críticas y además tienes una responsabilidad. Normalmente no me afectan las críticas, me he acostumbrado. Una vez me amenazaron con matarme y tuve que acudir a la policía", comentó Dulceida.

Para concluir, la influencer le comentó a Motos que "dentro de 5 años me veo siguiendo con las redes sociales, pero no tan a tope, por eso tengo mi empresa y ese es mi futuro".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento