Habla Chori, el paparazzi que vio cómo Antonio David le daba "una bofetada" a Rocío Carrasco

El 'paparazzi' Chori.
El 'paparazzi' Chori.
TELECINCO

La segunda parte del documental de Rocío Carrasco ha vuelto a no dejar indiferente a nadie: es una continuación del relato de los supuestos maltratos físicos y piscológicos, luz de gas incluida, que Antonio David le hecho pasar a la hija de Rocío Jurado prácticamente desde que se conocieron. Y parece que hay que vio de primera mano todo aquello.

Hay cada vez más voces que se están posicionando a favor de Rociíto y en contra del ex Guardia Civil (Carlota Corredera ha declarado que no podía dormir pensando que tendría que verle a su lado) y está saliendo cierta ponzoña del charco, refrendando las declaraciones de la empresaria teatral.

Una de estas sentencias que más asombro causaron este domingo por la noche fue cuando Rocío Carrasco no dudó en contar cómo fueron esos malos tratos del padre de sus hijos hacia ella, llegando en un momento dado a intentar tirarla por la ventana del chalet de Chipiona (en Cádiz) donde vivían.

Rocío Carrasco, en la serie 'Rocío, contar la verdad para seguir viva'. TELECINCO / EP

"Me agarró del camisón y me sacó medio cuerpo fuera por la ventana, y la barriga me estaba dando en el borde", afirmó la hija de La Más Grande, que en aquella época estaba embarazada. Y aunque Antonio David afirmó que esa ventana tenía rejas y ese relato es imposible, Rocío Carrasco aportó como prueba que dicha seguridad se puso en 2010, mucho después. Y ahora, además, tiene alguien que afirma que vio otro suceso de maltratador y víctima.

Se trata de Antonio Martín, conocido como Chori, un fotógrafo y paparazzi que acabó siendo amigo de Rocío Carrasco de tanto tiempo que estuvo cerca de su vivienda. Él, entrevistado con motivo del documental por Telecinco, ha explicado que fue testigo de otro episodio de malos tratos.

Ocurrió en 1995, en Argentona, un municipio en la provincia de Barcelona. Allí, cuenta Chori, Antonio David agredió físicamente a Rocío Carrasco (y por aquel entonces él tenía 19 años y ella acaba de entrar en la mayoría de edad). "Sabes que yo hacía los reportajes y estuve haciéndoles algunos; en Navidad les hice las fotos", cuenta sobre cómo era su profesión en aquellos días.

"Cuando llegué a Madrid, me dijeron que la niña había tenido un accidente de moto. Me volví a Barcelona. Los recogí para llevarlos a rehabilitación: Rocío estaba en la camilla y Antonio David le pegó un guantazo en la cara", narra el fotógrafo, quien da más detalles de lo sucedido.

"Estuvimos en una habitación del hospital. Ella estaba sentada en la camilla y los oí hablar fuerte, me volví y en ese momento le daba un guantazo a la niña. Cogió la puerta y se marchó. Nos quedamos esperando. Estaban hablando en ese momento, hubo algo y de repente me di la vuelta y fue cuando yo vi que le había dado una bofetada", explica.

Antonio Martín quiere ahora denunciar públicamente este hecho para defender a su amiga y asegura que la cosa no se quedó solo en aquel bofetón: "Se fue y yo pensé que volvería. Pero Antonio David no volvió. Rocío se quedó descolocada totalmente. No decía nada. Fue peor cuando no apareció él. Ella se quedó callada. Le pregunté que qué pasaba y me dijo que nada, que eran cosas suyas".

Ahora mismo, Chori se arrepiente por "no haber actuado en ese momento", explicando que no sabía "de qué iba la cosa". "Le dio y se fue. Hasta ahí puedo contar. Antonio David no me dijo nada y sabía que lo estaba viendo", añadió, aunque para acabar, y a petición de Carlota Corredera para que contestara sobre por qué lo cuenta ahora, se muestra tajante: "Lo cuento ahora porque se lo debo a Rocío".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento