Día Mundial del Agua | Valorar y cuidar el bien más preciado

DMA
El lema de este año, 'Valoremos el agua', plantea una reflexión en torno a los distintos usos y concepciones del elemento.
Organización de las Naciones Unidas

El agua es el recurso que mueve el mundo. Vital para el desarrollo socioeconómico sostenible, es además un elemento necesario a la hora de suministrar energía, asegurar la producción alimentaria y crear ecosistemas saludables para la supervivencia humana.

Pero este preciado bien es un recurso cada vez más escaso, a causa del crecimiento ininterrumpido de la población, con su correspondiente aumento de demanda de recursos hídricos para consumo, agricultura o industria, entre muchos otros ámbitos. Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y Unicef, en el año 2019, 2.200 millones de personas contaban con un acceso insuficiente a fuentes de agua potable. Además, 4.200 millones de personas (más de la mitad de la población mundial) viven en lugares con sistemas de saneamiento de agua inseguros.

El Día Mundial del Agua, que se celebra desde el año 1993 cada 22 de marzo, es una jornada establecida por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para incidir en la importancia del acceso y el cuidado del agua dulce.

Su gran valor

El lema elegido en este año 2021 por Naciones Unidas, Valoremos el agua, llama a reflexionar en torno al oro azul desde distintas perspectivas y a nivel mundial. Mediante el uso de redes sociales y canales diversos, se siembra el debate público en torno a la pregunta: ¿Qué valor le otorgan los ciudadanos de distintos países al agua en todos sus usos?

Este día sirve para concienciar, además, de las desigualdades presentes en la actualidad, así como para propiciar la adopción de medidas para afrontar la crisis mundial del agua. De hecho, uno de los objetivos principales actualmente es respaldar la consecución del Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) número 6: agua y saneamiento para todos de cara al año 2030.

Perspectivas

Con comunicación y empatía, la campaña de 2021 busca que cada individuo explique el valor real que tiene el agua en distintos contextos, para comprender que no siempre es fácil acceder a ella a pesar de ser un recurso vital. Esos mensajes, que se pueden compartir en redes sociales mediante el hashtag #Water2Me, se recopilarán más tarde en un documento que podrá consultarse, a partir de hoy mismo, en la página web oficial del Día Mundial del Agua (www.worldwaterday.org).

La campaña de 2021 busca que cada individuo explique el valor real del agua en distintos contextos

Otro de los enfoques más importantes se orienta a las infraestructuras hidráulicas, que permiten almacenar y transportar el agua donde más se necesita, además de limpiarla y devolverla a la naturaleza en las mejores condiciones después del uso humano.

La falta de estos medios es un palo en la rueda para el desarrollo en muy distintas áreas y, además, puede poner en peligro los ecosistemas si existe un funcionamiento deficiente.

En un mundo en el que 2.000 millones de personas viven en países de alto estrés hídrico, asegurar el transporte y el tratamiento de las aguas se convierte en una necesidad de primer nivel. Por ello, igualmente importante es valorar servicios como el saneamiento.

Este recurso es esencial en los hogares, pero también en las escuelas, los centros de trabajo o los hospitales. El saneamiento y la higiene han protegido nuestra vida desde hace siglos, pero este año se han convertido en protagonistas debido a la pandemia de COVID-19.

El agua sostiene también la producción y la actividad socioeconómica, desde la agricultura -sector que más demanda agua dulce- hasta la energía, pasando por la industria o el sector terciario. La escasez de este recurso, las inundaciones y el cambio climático pueden aumentar en gran medida los costes, además de perturbar cadenas de suministro en muchos lugares del mundo.

Por último, el agua está asociada a infinidad de aspectos socioculturales. Es inseparable del crecimiento de las culturas y, en muchas de ellas, se vincula al bienestar, a la paz y a la religión con una vertiente espiritual muy importante.

Aunque estos conceptos pasan en ocasiones desapercibidos en los países occidentales, es importante acercarse a ellos desde una perspectiva global para comprender qué beneficios puede aportar su disponibilidad en el bienestar, el desarrollo y el avance de culturas diversas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento