Encuentran en Egipto el cementerio de mascotas más antiguo del mundo, que está dedicado a un animal en especial

  • Los enterramientos datan de los primeros años de nuestra era.
Esqueletos de gatos hallados en el sitio de Berenice.
Esqueletos de gatos hallados en el sitio de Berenice.
P. Osypiński / Steven E. Sidebotham / UNIVERSIDAD DE VARSOVIA

Los arqueólogos han encontrado en Egipto lo que podría ser el cementerio de mascotas más antiguo del mundo. En el sitio del antiguo puerto romano de Berenice han desenterrado los restos de casi 600 animales, en su mayoría gatos, inhumados durante los siglos I y II de nuestra era.

Un equipo dirigido por la arqueóloga Marta Osypinska, de la Academia Polaca de Ciencias, ha puesto al descubierto los antiguos restos de 585 animales, un 90% de ellos gatos, aunque también hay perros y babuinos, en la costa egipcia del Mar Rojo, según informa la publicación National Geographic

Los arqueólogos llevan ya cerca de diez años haciendo excavaciones en este sitio, que fue descubierto en el año 2011, según indica por su parte la revista de arqueología polaca de la Universidad de Varsovia.

Reflejo de los dioses

Desde entonces han venido sacando a la luz evidencias de que se trata de un cementerio para mascotas, una compañía muy frecuentada por los antiguos egipcios, que veían en ellos un reflejo de los dioses. 

Muchos de los animales encontrados en el sitio de Berenice murieron por causas naturales y a una edad avanzada, lo que indica, según Osypinska, que eran tratados "como parte de la familia".

Otra evidencia de ese cuidado es que en algunos casos se ha detectado que las mascotas murieron sin dientes, lo que evidencia que tuvieron que ser alimentados de una forma especial. 

Finalmente, estos enterramientos se diferencian de otros en los que se han encontrado animales, pero con huellas de haber sido sacrificados en rituales para los dioses. No es el caso de este cementerio, donde las mascotas murieron por causas naturales.

Collares de gato

En algunos casos se han encontrado accesorios junto a los restos. Como el caso de esta foto, que muestra los huesos de una cola de gato a la izquierda, y a la derecha un collar de hierro con cuentas de vidrio hallado junto a esos huesos.

A la izquierda, una cola de gato. A la derecha, un collar con cuentas de vidrio.
A la izquierda, una cola de gato. A la derecha, un collar con cuentas de vidrio.
P. Osypiński / Steven E. Sidebotham / UNIVERSIDAD DE VARSOVIA

El hecho de que la mayoría de los animales sean gatos tiene una razón, además del conocido amor por esos felinos en el Egipto de los faraones. Y es que servían para mantener a raya a las ratas, muy comunes en esos tiempos en esta zona de Oriente Próximo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento