Hay que saber venderse: el 'storytelling' puede incrementar tus posibilidades en una entrevista de trabajo

  • Se trata de una técnica de márketing que busca conectar a través de una historia.
  • En una entrevista de trabajo hay que buscar puntos de conexión con el reclutador.
Entrevista de trabajo en la oficina.
Entrevista de trabajo en la oficina.
INFOJOBS

El término storytelling ha cobrado especial relevancia en el mundo de los negocios y el márketing en los últimos años. Frecuentemente escuchamos que para que nos compren un proyecto este debe de tener una buena historia detrás, un storytelling.

El término es una técnica de márketing que busca conectar a las personas con el mensaje que se quiere transmitir a través de una historia. En español se puede traducir como "contar historias". En suma, algo tan antiguo como el mundo.

"Un buen 'storytelling' está fundamentado en valores humanos, que son los que propician la empatía"

"Incorporar el storytelling a la narrativa de negocios ayuda a conectar mejor con el interlocutor, cliente o inversor. Un buen storytelling está fundamentado en valores humanos, que son los que propician la empatía", explica Xósem Amero, experto en esta materia e instructor de Udemy. "La gente compra e invierte cuando cree en la persona y toma acciones a partir de las emociones que esta le genera", asegura.

Hablar de nosotros mismos

La cuestión es que el storytelling no sólo le vale a una empresa; nos vale a todos. Nos ayuda a vender nuestro proyecto e, incluso, a vendernos a nosotros mismos; por ejemplo, frente a un reclutador en una entrevista de trabajo.

"Lo que hacemos en una entrevista de trabajo es hablar de nosotros mismos con la finalidad de generar sentimientos en el entrevistador y que, por supuesto, nos contrate", razona el instructor de esta plataforma de formación online. Para ello deberemos prestar especial atención a cinco aspectos fundamentales:

- Buscar puntos de conexión y empatía con el entrevistador. La empatía es nuevamente un factor primordial para afrontar con éxito una entrevista laboral. Ayudará a que el discurso fluya y la conversación con el entrevistador transcurra de manera natural

- Estar atento al interlocutor y evitar centrarnos en un monólogo. Es decir, darnos tiempo para percibir qué es lo que quiere la otra persona y así responder adecuadamente

- Llevar un discurso honesto. Las historias más personales son las más universales a la hora de conectar con otras personas

- Prestar atención a la emoción predominante que contagiamos con nuestra propia narrativa inconsciente y anticipar cuánto nos puede ayudar o restar en función de nuestros objetivos

- Estar preparado con recursos narrativos que nos puedan ayudar a salir de situaciones complicadas. Antes de quedarnos en silencio o no responder a la pregunta por desconocimiento, siempre es mejor reconducir la conversación hacia un terreno en el que nos sintamos cómodos

La esencia de una buena historia

Como toda historia, nuestro relato debe contar con ciertas partes esenciales: una premisa (la idea que se va a demostrar), un tema en forma de valor humano (el gancho emocional), un héroe (en el que el público se vea reflejado y que muestre cómo es posible transformarse), un deseo o motivación y un conflicto (el obstáculo que deberá superar el héroe).

Pero, además, hay otros factores que nos pueden ayudar a vender, nuestro proyecto (tal vez nuestra startup) o a nosotros mismos. Udey apunta estos cinco:

  • Empatía. Es importante que el cliente o inversor comparta al menos algún valor con nosotros para generar una conexión especial.
  • Confianza. Se construye cuando el cliente se da cuenta de que la narrativa es real y genuina, es decir, cuando mostramos honestidad en nuestro discurso.
  • Emoción. Al vender un proyecto, es necesario generar en la audiencia emociones favorables a nuestro objetivo. La mayoría de la gente actúa guiada por sus emociones y, posteriormente, emplea la razón para justificar sus decisiones.
  • Comprensión práctica. Para explicar cualquier idea o proyecto, no hay mejor herramienta que una historia práctica que ayude a aterrizar el concepto en la mente del interlocutor y que, además, sirva para dejar huella en su memoria.
  • Llamada a la acción. Hay que saber qué queremos que haga la audiencia a partir de nuestra historia y decírselo de forma explícita.
Mostrar comentarios

Códigos Descuento