Claves del pasaporte europeo de vacunación: ¿Me pueden prohibir viajar en verano si no lo tengo? ¿Es legal?

“Todo el mundo está de acuerdo en que necesitamos un certificado de vacunación digital”. Así de contundente se ha mostrado este jueves la canciller alemana, Ángela Merkel, después de la videoconferencia de los 27 jefes de gobierno de la UE en la que acordaron la creación de un pasaporte digital de vacunación para impulsar de nuevo la movilidad interrumpida por la pandemia del coronavirus y así reactivar el turismo en condiciones sanitarias seguras.
Imagen del aeropuerto de Barajas.
Imagen del aeropuerto de Barajas.
ATLAS

La Unión Europea contará finalmente con un certificado de vacunación al que los países más turísticos fiarán su recuperación. Según anunció ayer la presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen, la iniciativa legislativa se presentará en dos semanas, aunque el proyecto aún es embrionario y quedan dudas por resolver. Estas son las principales claves.

¿Qué es el pasaporte Covid?

El llamado certificado verde digital de Covid anunciado ayer por la presidenta de la Comisión Europea es un documento con el que la Unión pretende reactivar la economía y facilitar a los ya vacunados contra el coronavirus sus desplazamientos, ya sea por trabajo o por turismo.

No solo permitirá acreditar si una persona ha sido vacunada, sino que también incluirá información sobre el resultado de las PCR que se realice y, en caso de que ya haya pasado la enfermedad, si tiene anticuerpos o no. Es una medida que han impulsado los países del sur.

¿Cuándo llegará?

Von der Leyen dijo que estaría listo para el verano, aunque España quiere que llegue antes. No obstante, todo dependerá del proceso elegido por la Comisión para aprobarlo. De momento, se prevé que Bruselas presente la iniciativa legislativa el 17 de marzo. Después, se abrirá un plazo de tres meses para que se haga realidad.

Eso sí, Álvaro Pascual, miembro de la Sección de Derecho de la UE del Colegio de Abogados de Madrid, alerta de que esos plazos podrían demorarse si Europa adopta el certificado vía directiva. "Una vez aprobada, los estados tendrían que aplicarlo", cuenta.

¿Podrán cambiar su uso los estados miembros?

Quizá sea pronto para responder a esta pregunta porque el proyecto aún es embrionario, pero Pascual señala que, si se hace vía directiva, los estados miembros podrán darle otro uso al certificado al adaptarlo a su legislación. "Esto es un mínimo común múltiplo", asegura.

¿Podrá vetar algún país la iniciativa?

Como suele ser habitual, no todos los países tienen el mismo ímpetu para que salga adelante la medida. Mientras que los países sureños, como España o Grecia, apremian para que salga adelante, otros plantean dudas éticas. Es el caso de Francia o Alemania, que no quieren que, por ejemplo, sea discriminatorio.

No obstante, Pascual recuerda que este caso en nada se asemeja a la aprobación de los fondos europeos de recuperación, que Hungría y Polonia vetaron un tiempo. "Si se hace vía directiva, la Comisión la aprobará y los estados deberán implementarla", declara.

¿Es seguro dar vía libre a las personas vacunadas?

Una de las corrientes críticas contra el certificado versa sobre la falta de evidencias científicas de que las personas vacunadas no contagian, pese a que haya indicios de esto.

Margarita del Val, directora del Laboratorio de Inmunología Viral del Centro de Biología Molecular Severo Ochoa del CSIC, ha llegado a señalar que es "prematuro"darles esa libertad. "La vacuna tiene un beneficio en la prevención de síntomas graves, pero no sabemos si la inyección es eficaz en hacer segura a esa persona de cara a los demás", ha asegurado.

¿Qué dice la OMS?

La OMS ha mostrado dudas, toda vez que la vacuna no está disponible para todos los países de la misma forma. Por eso, han pedido estudiar la medida desde un punto de vista "ético".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento