La conversación urgente que mantuvo Felipe de Edimburgo con su hijo, Carlos de Inglaterra

El príncipe Felipe, duque de Edimburgo, asiste a un acto religioso el 4 de febrero de 2018.
El príncipe Felipe, duque de Edimburgo, en 2018.
GTRES

El duque de Edimburgo ha muerto este viernes a los 99 años, según ha anunciado la familia real británica. "Su Alteza Real murió pacíficamente esta mañana en el castillo de Windsor", reza el comunicado.

Los rumores sobre un empeoramiento de salud se confirmaron en marzo, cuando fue ingresado por una infección y tuvo que ser operado del corazón. Durante los 28 días que estuvo en el hospital, recibió una visita importante, la de su hijo y heredero al trono de Inglaterra, el príncipe Carlos, una charla que dio mucho que hablar y que intentó explicar entonces el periodista Dickie Arbiter.  

Arbiter, antiguo secretario de prensa de la reina, explicó que fue el propio duque de Edimburgo quien hizo llamar al padre de los príncipes Guillermo y Harry para mantener con él, en el hospital, una conversación que le iluminase un poco el camino llegado el momento de su sucesión.

Según Arbiter, que sirvió a la monarca 12 años, de 1988 al 2000, es muy probable que el príncipe Felipe estuviera preocupado con el futuro de la institución monárquica (hay biógrafos de la reina que creen que si Carlos llega al trono sería catastrófico para la corona) y quisiera discutir con su hijo ciertas cuestiones principales.

"Creo que fue a petición expresa del duque la razón por la que el Príncipe de Gales fue a visitarle. Querría aclarar algunas cosas. El hombre tiene 99 años...", comenzó explicando Arbiter.

"Existe la posibilidad de que se muera [explicó en marzo] y creo que tan solo deseaba decirle a Carlos: 'Algún día serás el protagonista de la familia'", añadió Arbiter sobre la charla paternofilial de 30 minutos, tras la cual salió Carlos de Inglaterra con los ojos vidriosos (es posible que no viera a su padre desde antes de las Navidades  por la pandemia) pero asegurando a los periodistas allí presentes: "Sí, está bien, lo están vigilando".

El príncipe Carlos a su salida del hospital en el que permanece ingresado su padre, Felipe de Edimburgo.
El príncipe Carlos a su salida del hospital donde está su padre, Felipe de Edimburgo.
EFE

Uno de los grandes motivos de ese miedo de Felipe de Edimburgo para con la monarquía británica era lo que ha hecho su nieto Harry al marcharse a Los Ángeles. Ahora, además, el duque de Sussex ha empeorado la situación con la entrevista que ha concedido a Oprah Winfrey junto a su esposa Meghan que no ha dejado en buen lugar a la familia real. 

En uno de los momentos más tensos de la entrevista, la duquesa de Sussex afirmó que le llegaron a preguntar a Harry cómo de oscura podría ser la piel de Archie, el hijo de la pareja, nacido en 2019, en referencia a las raíces afroamericanas de Meghan. Al parecer, esa conversación se produjo entre Harry y uno o varios miembros de la familia real, y Harry se la transmitió después a ella.

"En los meses en los que yo estaba embarazada, hubo preocupaciones y conversaciones sobre lo oscura que podría ser su piel cuando naciera", aseguró Meghan, quien, no obstante, no quiso decir quién había articulado esos comentarios, porque "sería muy perjudicial para ellos".

Harry ha seguido de esta forma los pasos de su madre, Diana de Gales, Lady Di, cuando concedió aquella famosa entrevista de la BBC que aún sigue dando que hablar.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento