Sánchez anuncia 11.000 millones para quitas de deuda y recapitalización de pymes y autónomos

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, este miércoles en el Congreso.
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, este miércoles en el Congreso.
EFE
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez en el Congreso.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha anunciado este miércoles que "en las próximas semanas" el Ejecutivo aprobará un nuevo paquete de ayudas para empresas y autónomos de 11.000 millones de euros. Según explican fuentes gubernamentales, se destinarán a quitas de deudas bancarias y a recapitalización.

Así lo ha comunicado Sánchez al Congreso, donde comparece para dar cuenta de la evolución de la pandemia y del funcionamiento del estado de alarma. "El Ejecutivo va a aprobar un paquete adicional de 11.000 millones para empresas, pymes y autónomos", ha dicho. En concreto, ha añadido, estas ayudas se destinarán a los sectores del turismo, la hostelería, la restauración y el pequeño comercio.

Según ha apuntado, "11.000 millones es una cantidad importante de recursos para seguir apoyando durante las duras semanas que tenemos por delante para superar la pandemia".

¿Crees que el Gobierno debería adelantar el final del estado de alarma?

Sánchez ha explicado que estas ayudas servirán "para reforzar la solvencia" de los balances de estas empresas, para que "puedan hacer las inversiones necesarias y contratar a trabajadores para reiniciar en plenitud de facultades la recuperación" económica, en la que este miércoles se ha mostrado confiado una vez que, ha dicho, estamos "doblando la última curva" de la pandemia.

En todo caso, los 11.000 millones no serán, al menos en su totalidad, para las ayudas directas a las empresas, tal y como reclama el sector empresarial.

Según apuntan fuentes del Gobierno, este plan de actuaciones incluirá un fondo para quitas y otro para la recapitalización de pymes, dado que serán las pequeñas y medianas empresas las que, junto con los autonómos, se beneficien "principalmente" de las ayudas.

De esta manera, parte de esos recursos se destinarán en asumir los créditos ICO que pidieron las empresas y que ahora les sean condonados, tal y como era el propósito del plan de ayudas que desde hace semanas la vicepresidenta tercera y ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, negocia con los bancos, dado que ellos deberían asumir la parte de la deuda que no está avalada por el Estado

Según las fuentes, este plan de ayudas de Calviño todavía se está cerrando con el Banco de España y con los bancos.

Todo apunta, en todo caso, que no serán ayudas directas lo que tiene previsto el Gobierno. Es decir, dinero contante y sonante en función, por ejemplo, de la facturación de años anteriores para pagar, por ejemplo, el alquiler. Así lo piden los empresarios desde hace meses y así se lo han reclamado a Sánchez este miércoles grupos tan diversos como Ciudadanos o PDeCAT. También Unidas Podemos desde dentro del mismo Gobierno. Sánchez, no lo ha aclarado, mientras en el Gobierno señalan que habrá que esperar a lo que apruebe el Gobierno -previsiblemente un decreto ley, para el el presidente ha pedido este jueves el apoyo de la Cámara.

Casado pide 50.000 millones

También se lo ha pedido al presidente del PP, Pablo Casado, que en lugar de 11.000 millones, ha reclamado a Sánchez que sean 50.000, una cuantía que Sánchez le ha criticado porque, ha dicho, le hacen "perder credibilidad".

"No le sirven 11.000 millones ni 13.000 ni 9.000, usted dice que no porque quiere 50.000 y es ahí donde pierde la credibilidad cuando no dice de dónde salen los 50.000 millones", le ha dicho.

El portavoz del PDeCAT, Ferrán Bel, no ha ocultado su frustración en las redes sociales por la falta de respuesta de Sánchez a la pregunta que le había planteado en su intervención, que "las empresas con restricciones de actividad ahora requieren más ayudas directas, no más endeudamiento".

"El presidente del Gobierno no ha clarificado", ha lamentado Bel, que en ese caso ha concluido que "las ayudas de 11.000 millones para pymes y autónomos no son íntegramente ayudas directas".

Tampoco se lo ha aclarado a la presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas, que ha querido saber "si van a ser ayudas directas o ayudas financieras". "Todos hemos visto cómo en Francia hay un plan de hasta el 60% de la facturación. En Alemania se han destinado 83.000 millones [para cubrir] hasta el 75% de las pérdidas", ha dicho. 

Reducir decibelios

El portavoz de Unidas Podemos, Pablo Echenique, también se ha referido al ejemplo alemán, la referencia de los grupos que piden ayudas directas, una reclamación a la que el socio pequeño del Ejecutivo se sumó abiertamente hace unas semanas, añadiendo un elemento más de fricción entre el Gobierno.

"Señor presidente, si las comunidades autónomas no dan ayudas, pensamos que debe hacerlo el gobierno de España. Eso es lo que ha hecho Alemania y es lo que tenemos que hacer aquí", ha dicho Echenique a Sánchez. 

Como respuesta, el portavoz morado ha recibido del presidente un mensaje conciliador sobre los retos que tiene ante sí el Gobierno de coalición, al que ambos han augurado una larga vida, hasta el final de la legislatura. "Hay quienes que en esta cámara no quieren que su formación y la mía ocupen los asientos azules. Hay que reducir un poco los decibelios, que nunca le viene mal al Ejecutivo", ha dicho Sánchez a Echenique.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento