Nuda propiedad, una tendencia al alza en España: qué ventajas e inconvenientes tiene este tipo de compra-venta

Una mujer mayor consulta su ordenador portátil en su casa.
Una mujer mayor consulta su ordenador portátil en su casa.
Pexels

La nuda propiedad es una tendencia al alza en España, que consiste básicamente en que propietarios de viviendas de edad avanzada venden su casa a un precio más bajo del de mercado, pero a cambio continúan viviendo en ella hasta su fallecimiento. Esta fórmula de compra-venta de viviendas, aunque aún sigue siendo minoritaria, «es una tendencia claramente al alza ya que desde hace unos cuatro años crece a un ritmo anual del 52%», según asegura a 20minutos Eduardo Molet, experto en vivienda.

¿Qué es la nuda propiedad?

La nuda propiedad supone realizar la venta de una vivienda, recibir el dinero pero seguir viviendo en ella de por vida. El comprador también se beneficia de poder adquirir un inmueble por debajo del precio del mercado, según explican desde la plataforma pisos.com.

Compra de vivienda.
Compra de vivienda.
GTRES

Diferencias con el usufructo

La nuda propiedad y el usufructo son derechos distintos. Según recalcan desde conceptosjuridicos.com, el nudo propietario es el propietario pero no tiene el uso y disfrute de la casa. Por su parte, el usufructuario tiene el uso y disfrute pero no la propiedad. El nudo propietario solo podrá disfrutar de la vivienda cuando finalice el usufructo (muerte del usufructuario, generalmente).

En definitiva, aunque el nudo propietario es el dueño de la vivienda, prácticamente no tiene nada. Por ello, se dice que la nuda propiedad es la «propiedad desnuda». Su gran ventaja es que compra un inmueble a un precio más bajo que el de mercado y pueden ser grandes inversiones a medio plazo.

Ventajas para el vendedor

Loa ancianos y los niños son los que más accidentes sufren en casa.
Un anciano en su vivienda.
Sabine van Erp / Pixabay

Según explica Eduardo Molet, propietario de la primera franquicia inmobiliaria de España especializada en nuda propiedad, las ventajas para el vendedor o persona mayor es que «nuestros mayores manifiestan en su gran mayoría que quieren continuar viviendo y disfrutando en su casa hasta su fallecimiento, incluso si son muy mayores y requieren de una asistencia domiciliaria o son dependientes». Así, agrega Molet, «la principal ventaja es que pueden seguir usando la propiedad y recibir el dinero de la venta al instante y de una sola vez, y todo queda escriturado ante notario. El vendedor garantiza el uso y disfrute de su vivienda para siempre.

Inconvenientes para el vendedor de la casa

La parte negativa de la nuda propiedad para el vendedor es que, por un lado, tiene que correr con el gasto de liquidar la plusvalía municipal. Por otro lado, esta venta supone una reducción del patrimonio de la familia ya que, si hay herederos, no podrán disfrutar de la vivienda en el futuro.

Ventajas para el comprador

«El comprador adquiere la propiedad de una vivienda a bajo precio, pero la vivienda, durante los años que vive el usufructuario, va aumentando de valor, siendo una inversión muy rentable», subraya Molet. A medio o largo plazo, agrega el experto inmobiliario, se encuentra con el pleno dominio de una vivienda por la que pagó muy poco hace años. O simplemente aspira a un piso de unas determinadas características que no podría comprar al precio actual de mercado, pero que, con este método, sí lo puede conseguir a futuro.

Inconvenientes para el comprador de la casa

La principal desventaja que tiene la nuda propiedad para el comprador es que no podrá hacer uso de la vivienda hasta que finalice el usufructo. Por tanto, se arriesga a que, por ejemplo, si compra una casa de un propietario de 65 años, y este no fallece hasta los 95 años, no podrá tener el uso de la casa hasta 30 años después.

¿Cuánto se puede ahorrar?

Actualmente, en las grandes ciudades como Madrid o Barcelona el precio medio de una venta de nuda propiedad se sitúa en los 150 mil euros, según indica Eduardo Molet. No obstante, «esta cifra depende obviamente de la edad del usufructuario, pero la rebaja obtenida por la compra de una vivienda de nuda propiedad con respecto al precio del mercado puede oscilar entre un 50 a un 80%».

¿Quién corre con los gastos de comunidad y el IBI?

Los gastos serán menores para el vendedor, ya que pasaría a pagar solamente aquellos correspondientes a los consumos ordinarios de la vivienda (agua, electricidad, gas…), mientras que el inversor se haría cargo desde ese momento de los gastos de comunidad y las derramas extraordinarias de la vivienda. En cuanto al IBI, legalmente le tocaría pagarlo al usufructuario, pero en el proceso de compra se puede negociar para que lo pague el comprador.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento