Soldados españoles en Kosovo
Un control de las tropas españolas en Kosovo. ARCHIVO

La decisión de España de retirar sus soldados de Kosovo no sólo ha tenido repercusión a nivel político. Cuando conocieron la noticia los soldados alemanes y marroquíes destinados en la zona cambiaron su forma de actuar con los españolas, aseguraron a 20minutos.es dos de los 300 soldados que hay actualmente en Kosovo.

Los más educados nos preguntan y sólo podemos decir que cumplimos órdenes"

"Cacarean a nuestro paso y nos llaman gallinas en sus idiomas. Los más educados nos preguntan y sólo podemos decir que cumplimos órdenes", aseguró indignado uno de los militares a los que este diario tuvo acceso.

El otro efectivo español, que es veterano en misiones en el extranjero, confesó que "lo mismo pasó cuando nos retiramos de Irak. Allí también nos llamaron gallinas, y sólo lo sufrimos los que estuvimos allí jugándonos la vida". Una retirada que muchos aceptan con resignación, ya que opinan que su trabajo sigue siendo necesario, pese a lo que opine la ministra de Defensa. "Realizamos misiones de vigilancia, prevención y, lo más importante, de ayuda humanitaria. Aquí hacen falta muchas cosas. Hay mucha miseria", dicen.

Sólo me importa por mi familia. Ellos creen que Líbano o Afganistán es más peligroso

En España hay más de 250 soldados preparados para dar el relevo en Kosovo y ahora pueden sufrir un cambio de destino. "Sólo me importa por mi familia. Ellos creen que Líbano o Afganistán es mucho más peligroso y estos son los destinos más probables". Lo que está claro es que España se vuelve. "Los rumores son que empezamos a hacer las maletas en junio y que a final de año salimos todos", confiesan desde Kosovo.

Chacón sigue firme

La ministra de Defensa, Carme Chacón, confirmó este lunes la retirada militar española de Kosovo y explicó que se trata de una decisión "firme y de todo el Gobierno". Chacón aseguró que el repliegue se hará "de forma escalonada" y en "coordinación" con sus aliados.

El anuncio de este repliegue recibió críticas desde la OTAN y desde EE UU. Sin embargo, Moratinos ha asegurado que la Casa Blanca comprende los motivos y sigue considerando a España como un país "comprometido".