Tres jueces a toda máquina: un centenar de personas serán interrogados este mes: Púnica, Villarejo, sede del PP...

El juez de la Audiencia Nacional, Manuel García Castellón.
El juez de la Audiencia Nacional, Manuel García Castellón.
EFE

Los tres magistrados con los que cuenta actualmente el Juzgado Central de Instrucción número 6 de la Audiencia Nacional tienen previsto interrogar en febrero a más de un centenar de personas para impulsar las principales causas de este juzgado, fundamentalmente las del caso Villarejo y Púnica.

El titular del juzgado, Manuel García Castellón, y los dos de refuerzo, Alejandro Abascal y Joaquín Gadea, tomarán declaración de forma simultánea a ese centenar de imputados y testigos a lo largo del próximo mes y la primera semana de marzo, según han explicado fuentes jurídicas.

De esta forma, el juzgado pretende dar un empujón a las piezas del caso Púnica referidas a la presunta financiación irregular del PP y a las contrataciones con la Comunidad de Madrid, así como avanzar también en la treintena de piezas que componen el caso Villarejo.

El grueso de estas citaciones, según las fuentes, se producirá a partir del 8 de febrero, día en el que comienza en la Audiencia Nacional el juicio por la caja b del PP en relación al supuesto pago en negro de la reforma de la sede de este partido en la calle Génova de Madrid.

En este juicio se prevé que el principal acusado, el extesorero del PP Luis Bárcenas, que se ha mostrado dispuesto a colaborar con la Justicia tras haber cambiado de abogado, aporte, en busca de mejoras en su situación procesal y la de su mujer Rosalía Iglesias -ambos en prisión por Gürtel-, nuevas pruebas sobre la presunta financiación irregular del PP.

Nuevo datos de los que se podrían beneficiar otras investigaciones que afectan al partido, como el caso Púnica, en el que permanecen imputadas las expresidentas madrileñas Esperanza Aguirre y Cristina Cifuentes.

Para poder avanzar al máximo en la instrucción de las numerosas causas que acumula el juzgado de Púnica, el CGPJ recientemente otorgó al juez de apoyo de García Castellón, Joaquín Gadea -que se incorporó a la Audiencia Nacional en enero de 2020- funciones jurisdiccionales como juez de refuerzo, la misma condición que ostenta Alejandro Abascal desde su llegada al juzgado el 14 de febrero de 2019.

Esto le permite ahora poder tomar declaración al igual que sus compañeros, así como hacerse cargo de las guardias del juzgado, lo que dará mayor agilidad a la tramitación de las numerosas causas de este juzgado, en el que también se instruyen los casos Lezo, en el que está procesado el expresidente madrileño Ignacio González, Acuamed o Dia.

Abascal, que actualmente aspira a una plaza en el Consejo General del Poder Judicial cuando se proceda a su renovación -que se baraja pudiera ser finalmente tras las elecciones catalanas del 14-F-, volvió al Juzgado Central de Instrucción número 6 tras haber estado ya en comisión de servicios entre mayo y diciembre de 2016, cuando estaba al frente el magistrado Eloy Velasco, que después fue destinado a la Sala de Apelaciones de la Audiencia Nacional.

Su nombramiento como vocal le obligaría a volver a dejar el juzgado, de ahí que en este mes los tres magistrados se hayan propuesto trabajar a toda máquina para sacar adelante el máximo trabajo posible.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento