Biden congela la venta de cazas F-35 a Emiratos Árabes Unidos

Un caza F-35 en una imagen de archivo.
Un caza F-35 en una imagen de archivo.
INFODEFENSA

El nuevo presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ha suspendido la venta de aviones de combate F-35 a Emiratos Árabes Unidos, que ya estaba tramitándose.

La congelación de esta operación, de momento de forma temporal, se incluye en un parón que incluye otros acuerdos comerciales de suministro de armamento estadounidense a varios países. Finalmente, el anterior Ejecutivo no aceleró la venta, como se especuló que podría ocurrir para evitar este parón. Se trata de una medida prevista que el nuevo inquilino de la Casa Blanca ha tomado para revisar los contratos de armas iniciados bajo a su predecesor. De momento no se ha tomado la decisión definitiva sobre estas ventas.

Emiratos Árabes Unidos pretende adquirir un paquete de armamento estadounidense, estimado en 23.370 millones de dólares, que incluye medio centenar de cazas de quinta generación F-35, 18 drones de mediana altitud y largo alcance MQ-9B Predator y distinta munición aire-aire y aire tierra. El coste estimado para los F-35 alcanza los 10.400 millones de dólares, según el comunicado que la DSCA emitió el pasado noviembre cuando el Departamento de Defensa dio luz verde al a operación.

La posible venta de estos avanzados aparatos a Abu Dabi ha levantado recelos, especialmente en Israel, temerosa de que su ventaja militar se reduzca en su área geoestratégica, pese a haber alcanzado el pasado verano un histórico acuerdo de paz con Abu Dabi. La solución podría pasar por reducir la tecnología de los aviones emiratíes respecto a los de Israel.

Si Emiratos logra finalmente hacerse con los F-35 se convertirá en el decimocuarto usuario de este aparato que también figura en la lista de posibles compras de España, entre otros, interesada sobre todo en la adquisición de la variante de despegue corto y aterrizaje vertical (F-35B).

El fabricante del F-35, Lockheed Martin, entregó en el primer trimestre de 2020, antes de la declaración de la pandemia, la unidad número 500. El grueso de estos cazas ha sido fabricado principalmente en las instalaciones que Lockheed Martin tiene en Fort Worth, en el estado norteamericano de Texas, y también en las plantas de ensamblaje habilitadas en Italia y Japón.

En la actualidad, el F-35, cuyo primer vuelo tuvo lugar en 2006, opera desde algo más de una veintena de bases en distintos puntos del mundo por en torno a un millar de pilotos capacitados para ello, que a su vez están apoyados por cerca de 9.000 profesionales responsables de las tareas de mantenimiento.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento