Vivienda digna
Los jóvenes, acampados en la calle Preciados, en el centro de Madrid (ALBERTO MARTÍN / EFE) EFE / Alberto Martín

Una veintena de activistas de la asamblea 'VdeVivienda' ha pedido en la noche de este lunes, con una 'dormida' en el centro de Madrid, la expropiación del uso de viviendas vacías para crear un parque público de alquiler y "acabar con la crisis de derechos" en este ámbito.

El portavoz de VdeVivienda, Daniel Jiménez, hizo un llamamiento a los ciudadanos para que acudiesen el próximo sábado 14 de marzo a la manifestación a favor de una vivienda digna que lleva por lema "Contra la crisis de derechos. Por la vivienda digna. Alquiler Social Universal".

Este sábado habrá una manifestación en favor de una vivienda digna

"Queremos que los ciudadanos de este país tomen la iniciativa porque estamos en el contexto de una crisis bastante grave y en el caso de España con una vertiente propia debido a la burbuja especulativa que reventó", indicó Jiménez .

Añadió que el derecho a la vivienda debe prevalecer sobre "los beneficios de unos pocos que son los que han ocasionado el problema de la vivienda".

Por esta razón, animó a los ciudadanos a salir a la calle porque "no se puede dejar solos a los responsables públicos", que, en su opinión, son los que han ocasionado el problema.

"Sobran viviendas"

Para dar a conocer este mensaje, una veintena de jóvenes activistas protagonizaron esta la 'dormida' en la calle Preciados de Madrid, rodeados de pancartas en las que abogan por el "Alquiler Social Universal".

Según Daniel Jiménez "no es un problema de viviendas, porque sobran viviendas, sino un problema de derechos, de derechos que no se garantizan".

España es el país europeo con mayor número de viviendas vacías"

En este sentido, explicó que "España es el país europeo con mayor número de viviendas vacías. Hay que redistribuir las viviendas que hay, que hay de sobra".

La asamblea propone expropiar temporalmente a "los grandes acaparadores de vivienda de este país" para construir un parque público de alquiler "a un precio social que garantice la conservación del inmueble, no un precio de lucro".

Además, apuestan por un cambio de la ley hipotecaria para que aquellas personas que no puedan afrontar el pago no tengan que responder más allá del precio de subasta de la casa ante el banco.

Rechazan el uso de dinero público para las entidades privadas, a los constructores o bancos y exigen la despenalización del uso de viviendas vacías para vivir o crear espacios sociales.