Amasia, Aurica, gran edad de hielo... Así podría ser el aspecto de la Tierra en 200 millones de años

En este póster se ve nuestro planeta en toda su grandiosidad. En él se aprecian tanto los océanos como la mayor parte del continente americano. Una vista que solo se puede ver desde el espacio.
Imagen de la Tierra vista desde el espacio.
NASA/Moore Boeck

Los supercontinentes, esto es, las masas terrestres gigantes de las que surgieron los actuales continentes, podrían emerger nuevamente en la Tierra dentro de aproximadamente 200 millones de años, lo que podría afectar profundamente en el clima de nuestro planeta, según las últimas predicciones realizadas por los científicos. 

Así lo recoge un artículo publicado en Live Science tras la reunión anual de la Unión Americana de Geofísica (AGU, por sus siglas en inglés) el pasado 8 de diciembre de 2020 titulada como El próximo clima supercontinente de la Tierra: cómo la tectónica, la velocidad de rotación y la insolación afectan el clima

Los expertos analizaron el "futuro profundo" de la Tierra y plantearon dos escenarios climáticos posibles. En el primero, que ocurriría dentro de aproximadamente 200 millones de años, casi todos los continentes avanzarían hacia el hemisferio norte y la Antártida quedaría sola en el sur. En el segundo, dentro de unos 250 millones de años, se formaría un supercontinente alrededor del ecuador, que se extendería hacia los hemisferios norte y sur.

¿Cuáles han sido los supercontinentes más recientes?

Los continentes de la Tierra no siempre fueron como son hoy. De hecho, en los últimos 3.000 millones de años, el planeta ha pasado por múltiples periodos "en los que los continentes primero se apiñaron para formar supercontinentes inmensos y luego se separaron", tal y como explica Michael Way, científico físico del Instituto Goddard de Estudios Espaciales de la NASA en Nueva York y autor principal del estudio.

Así, el supercontinente más reciente que conocemos fue Pangea, que existió hace unos 300 millones de años atrás y que incluía lo que actualmente es África, Europa, América del Norte y América del Sur. Sin embargo, antes de Pangea existieron otros dos supercontinentes: Rodinia, "que existió desde hace 900 millones a 700 millones de años" y Nuna, "que se formó hace 1.600 millones de años", según informa Live Science.

¿Cómo se formarían Amasia y Aurica?

Respecto al primer escenario posible, los investigadores teorizan la formación de un supercontinente, nombrado como Amasia, en "las latitudes altas del norte con los continentes principales 'aplastados' al norte del ecuador", mientras que siguiendo este modelo un subcontinente antártico permanecería aislado en el polo sur, destaca el informe de AGU. 

Para el segundo escenario, los científicos predicen la formación de un supercontinente, denominado Aurica, en "latitudes bajas" como resultado de la unión de continentes en torno al ecuador. 

En ambos escenarios, los científicos se basaron en la topografía de los supercontinentes para calcular el impacto que esto tendría en el clima global. Para el desarrollo de estos modelos predictivos, el equipo utilizó como parámetro la teoría de la tectónica de placas, así como la luminosidad solar y la velocidad de rotación. "Las diferencias climáticas entre estos dos escenarios son dramáticas, con diferencias en las temperaturas medias de la superficie que se acercan a varios grados", añaden.

"La velocidad de rotación de la Tierra se está desacelerando con el tiempo. Si se avanza 250 millones de años hacia el futuro, la duración del día aumenta en unos 30 minutos", destaca el científico Michael Way. Además, la luminosidad solar también aumentará "porque el sol se vuelve más brillante gradualmente con el tiempo". 

Uno de los descubrimientos más asombrosos del análisis predictivo fue que las temperaturas globales eran más frías, cerca de 4 grados Celsius, en un mundo futuro en el que se formase el supercontinente montañoso Amasia en el norte.

Según explica Way, la nieve y el hielo en este supercontinente del norte en latitudes altas crearían una cobertura permanente sobre la Tierra durante los meses de verano e invierno, "y eso tiende a mantener la temperatura de la superficie un par de grados más fría que en todos los demás escenarios". Esto podría presagiar, según los científicos de la AGU, una etapa glacial que duraría, al menos, 100 millones de años.

En el segundo escenario, Aurica sería un supercontinente menos montañoso, con lagos y mares interiores, con una temperatura más cálida, por lo que el calor atmosférico derretiría estacionalmente la nieve y el hielo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento