López Obrador, contrario a la mascarilla, se suma a la cada vez más larga lista de líderes con COVID-19

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador.
El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador.
PRESIDENCIA DE MÉXICO / EFE
El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador.
EFE / ATLAS

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, quien se ha negado a usar mascarilla en público desde el inicio de la pandemia, anunció este domingo que tiene la COVID-19 con síntomas "leves", sumándose a una larga lista de líderes mundiales contagiados.

Aunque no ha sido tan escéptico con el coronavirus como el expresidente estadounidense Donald Trump o el mandatario brasileño, Jair Bolsonaro, López Obrador ha cuestionado la utilidad de la mascarilla y desde hace meses ha retomado sus giras por todo el país.

El pasado noviembre, el presidente mexicano, de 67 años, sostuvo que no se pone mascarilla porque no se sabe "a ciencia cierta" si funciona y porque procura guardar la "distancia" con las otras personas.

No obstante, en los últimos días se le ha visto sin mascarilla y con contacto directo con algunos miembros de su gabinete, como el canciller, Marcelo Ebrard.

Otros líderes mundiales que han dado positivo son:

Alberto II de Mónaco. El jefe de Estado del principado, de 62 años, se convirtió en marzo en el primer gobernante mundial contagiado por coronavirus. Pasó un rigurosa cuarentena y superó oficialmente la enfermedad el último día de ese mes, tras lo que siguió respetando el confinamiento decretado entonces en Mónaco.

Carlos de Inglaterra. El contagio del primogénito de la reina Isabel II, de 71 años, se conoció el 25 de marzo, en pleno pico de la pandemia. Su esposa, Camilla Parker Bowles, dio negativo.

Boris Johnson. El primer ministro británico (56 años), muy criticado por la lenta respuesta inicial de su Gobierno a la COVID-19, fue ingresado el 5 de abril en el hospital St. Thomas de Londres, donde pasó tres noches en cuidados intensivos antes de ser dado de alta el 12 del mismo mes, tras lo que agradeció a los profesionales de la salud haberle "salvado la vida" e instó a los ciudadanos a quedarse en sus domicilios.

Mijaíl Mishustin. El primer ministro ruso, de 54 años, anunció el 30 de abril que había dado positivo por coronavirus, algo que puso en alarma al Gobierno y llevó a proteger especialmente al presidente del país, Vladimir Putin.

Juan Orlando Hernández. El presidente de Honduras (51 años), se convirtió, el 16 junio, en el primer mandatario latinoamericano afectado por la enfermedad, tras dar positivo junto con su esposa, Ana García.

Nursultán Nazarbáyev. El expresidente de Kazajistán, de 79 años, contrajo la COVID-19 en junio. Dimitió en marzo de 2019 tras 30 años al frente de la nación centroasiática, pero mantiene una destacada presencia en la vida política kazaja.

Jair Bolsonaro. El presidente de Brasil, de 65 años, y muy escéptico con respecto a una enfermedad que llegó a calificar de "gripecita", dio positivo el 7 de julio y permaneció recluido veinte días. Desde que comenzó la pandemia había desafiado casi a diario al virus circulando por las calles en plena cuarentena, asistiendo a actos públicos sin utilizar mascarilla y abrazando y besando a partidarios sin cuidado alguno.

Jeanine Áñez. La presidenta interina de Bolivia, de 53 años, comunicó el 9 de julio que padecía la enfermedad.

Silvio Berlusconi. El ex primer ministro italiano, de 84 años, dio positivo por coronavirus el 2 de septiembre tras visitar Cerdeña y permaneció hospitalizado hasta el 14 de ese mes.

Alejandro Giammattei. El presidente de Guatemala, de 64 años, informó el 18 de septiembre de que había contraído la COVID-19.

Donald Trump. El presidente estadounidense y su esposa, Melania Trump, dieron positivo a la COVID-19 el 2 de octubre. Poco después, Trump, de 74 años, fue trasladado al Centro Médico Militar Nacional Walter Reed, donde permaneció durante tres días. El estadounidense era muy escéptico respecto a la enfermedad, se había mostrado muy reacio a usar mascarilla y llegó a pedir a sus seguidores que bebieran desinfectante para curarse, lo que finalmente causó más de un centenar de intoxicados por seguir las indicaciones del mandatario.

Emmanuel Macron. El presidente francés, de 43 años, dio positivo a la covid-19 el 17 de diciembre y se aisló en la residencia de La Lanterne, cerca del palacio de Versalles, donde pasó la enfermedad con síntomas leves.

Marcelo Rebelo de Sousa. El presidente portugués, de 72 años, dio positivo el 11 de enero y permaneció asintomático.

Armen Sarkisián. El presidente de Armenia fue hospitalizado el 13 de enero con neumonía doble y fiebre alta tras dar positivo al coronavirus.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento