Sanidad relega a los sanitarios que hayan pasado la Covid para vacunar a mayores de 80 años "en el menor plazo de tiempo" ante la "complicación" de la falta de dosis

  • Los dentistas también serán inmunizados ahora y los sanitarios no considerados de primera línea recibirán el pinchazo en una segunda etapa.
  • También plantea retrasar hasta seis meses la vacunación de sanitarios de primera línea que hayan pasado la enfermedad.
  • Directo | Minuto a minuto de la emergencia por el coronavirus.
Una persona recibe la vacuna de Pfizer-BioNTech contra la COVID-19 en una residencia de ancianos en Coral Gables, Florida (EE UU).
Una persona recibe la vacuna de Pfizer-BioNTech contra la COVID-19 en una residencia de ancianos en Coral Gables, Florida (EE UU).
CRISTÓBAL HERRERA-ULASHKEVICH / EFE

El Ministerio de Sanidad ha actualizado este viernes el plan de vacunación, en el que ha introducido algunos cambios en el orden de inmunización, en un contexto en el que admite como una "complicación" del proceso por la "limitación" de dosis y los cambios que se están produciendo en el suministro. También en plena y virulenta tercera ola y teniendo en cuenta que ellos son los que más deben ser hospitalizados y fallecen por coronavirus, pide a las comunidades autónomas que empiecen a vacunar a las personas mayores de 80 años "en el menor plazo de tiempo posible" y "en función de la disponibilidad de dosis de vacunas". 

Por el contrario, relega a la segunda fase de vacunación a algunos de los profesionales sanitarios. De manera general, al personal sanitario que no es de primera línea, que serán vacunados más adelante en una categoría distinta, como "trabajadores esenciales". Pero la falta de dosis también afecta a los sanitarios de primera línea. Sanidad recomienda este viernes "posponer" la vacunación hasta seis meses desde la fecha del diagnóstico al "personal sanitario de primera línea y otro personal sanitario y sociosanitario que haya pasado la enfermedad" y "preferentemente" menor de 55 años.

Se trata de la segunda actualización de la estrategia de vacunación, que se produce a medida que avanza el proceso. En la descripción de la situación actual, Sanidad reconoce que "la complicación fundamental en la implantación de la Estrategia es la limitación en el número de dosis y los cambios que estamos sufriendo en la planificación del suministro de las dosis inicialmente

comunicadas". "Esto está dificultando el funcionamiento correcto del programa", señala Sanidad.

En este escenario, el Gobierno ha decidido adelantar todo lo que sea posible la vacunación de las personas de mayores de 80 años, porque constata que son los que más necesitan ser hospitalizados y más fallecen.

De acuerdo a los datos del INE, .Sanidad calcula que hay 2.851.054 personas de 80 y más años, el 6% de la población. 1.056.207 son hombres y 1.794.846, mujeres. No obstante, este grupo podría ser de menor cantidad, teniendo en cuenta que algunas de estas personas puede haber sido ya vacunadas por vivir en residencias de mayores, por ejemplo.

Personal de residencias

Además, pide a las comunidades que terminen de inocular las dosis a las personas que queden de los grupos prioritarios -residentes y personal sanitario y sociosanitario que trabaja en residencias de mayores y de atención a grandes dependientes, sanitarios de primera línea y grandes dependientes no institucionalizadas-.

El personal sanitario es uno de los cuatro grupos prioritarios que están siendo vacunados en primer lugar, pero en la situación actual Sanidad pide priorizar a unos profesionales sobre otros.

Por una parte, pide a las comunidades que, entre ellos, den  Sanidad indica que vacunen primero a los profesionales que trabajan en hospitales y atención primaria "no considerados de primera línea". También deben recibir ya su dosis los dentistas y personal auxiliar y otros sanitarios que "atienden sin mascarilla durante más de 15 minutos".

El parón se produce con respecto al personal calificado como "personal del ámbito sociosanitario", referido al personal que trabaja en otros centros de atención a personas mayores y de riesgo diferentes a los residenciales. Son personas que prestan cuidados estrechos a mayores mayores, dependientes o personas enfermas que estaban llamadas a vacunarse como el resto del personal sociosanitario en esta primea etapa y que ahora pasan a la primavera.

Según el documento de Sanidad, ahora serán considerado "personal esencial" y será vacunado en la segunda etapa, que se espera que empiece a partir del mes de marzo.

Por otra parte, la revisión del documento de vacunación reitera que la inmunización se consigue tras la inoculación de dos dosis, que en el caso de Pfizer deben suministrarse separadas de 21 días y en el de Moderna, de 28. La segunda dosis debe ser de la primera vacuna que la primera.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento