Autonomías del PP piden autoconfinarse a las 20 h tras el ‘no’ estatal

Una trabajadora sanitaria realiza una prueba PCR durante un cribado aleatorio en Allariz (Ourense).
Una trabajadora sanitaria realiza una prueba PCR durante un cribado aleatorio en Allariz (Ourense).
BRAIS LORENZO / EFE

Un día después de la negativa del ministro de Sanidad, Salvador Illa, a adelantar a las 20.00 horas el inicio del toque de queda, Galicia, Castilla y León y Andalucía insistieron en que el Gobierno debe permitir ampliar las restricciones de movimientos por la noche. En ausencia de permiso para ello, recomendaron a la población que aplique el toque de queda a las 20.00 horas de forma voluntaria, mediante el autoconfinamiento.

La petición a los ciudadanos de "permanecer en sus domicilios" figura entre las medidas que se pueden tomar en los niveles 3 y 4 –riesgo "extremo"– de la pandemia en los que está en estos momentos casi todo el país. Sin embargo, la petición que lanzaron ayer estos tres gobiernos entronca directamente con la negativa de Illa. Consiste en que los conciudadanos se recojan a partir de las 20.00, tal y como hubieran deseado que fuera obligatorio.

Francisco Igea, vicepresidente de Castilla y León, llamó ayer a los ciudadanos a una "rebelión cívica" para quedarse en casa ante una "incidencia desbocada" en una comunidad que la semana pasada lanzó un órdago al Gobierno al decretar el toque de queda a las 20.00 h. 

Verónica Casado: "No podemos obligar a nadie, pero recomendamos que se disminuya el número de contactos"

La consejera de Sanidad, Verónica Casado, lamentó que mientras que el mapa de la región se va tiñendo de "naranja, rojo y granate", los colores que indican las mayores tasas de contagios, la Junta no puede tomar más que una medida voluntaria. "No podemos obligar a nadie, pero recomendamos que se disminuya el número de contactos".

Los alcaldes de Tordesillas, Valdestillas, Laguna de Duero y Cigales, en Valladolid, y de Guijuelo, en Salamanca, pidieron a sus vecinos que no salgan de casa en una semana.

El presidente andaluz, Juanma Moreno, también defendió ayer el autoconfinamiento. "¿Qué daño le hace al Gobierno de España permitirnos que limitemos la movilidad de los ciudadanos, para limitar los contagios, a las ocho o a las seis de la tarde? No lo entiendo", dijo e insistió en la petición que la víspera hicieron a Illa hasta 15 consejeros.

Juanma Moreno: "¿Qué daño le hace al Gobierno permitirnos limitar la movilidad de los ciudadanos a las ocho?"

Moreno reclamó poder confinar en lugares donde se superen los mil casos por cada 100.000 habitantes. Su consejero de Sanidad, Jesús Aguirre, pidió a los andaluces que "de forma solidaria y voluntaria" se queden en casa a las 20.00 h.

Ya hace una semana que la Xunta pidió el autoconfinamiento y ayer el presidente, Alberto Núñez-Feijóo, manifestó su "frustración" por que el Gobierno no les permita aplicar todas las herramientas a su alcance, incluido un toque de queda más restrictivo.

Alberto Núñez-Feijoo: "Es una frustración que el Gobierno impida trabajar con herramientas que necesitamos"

Fuera del PP, la consellera catalana, Alba Vergés, denunció que "al ministro-candidato se llene la boca de cogobernanza y no facilite todas las herramientas para gestionar bien la epidemia". 

Autonomías socialistas como La Rioja y Castilla-La Mancha bajaron el tono y pidieron esperar hasta ver si funcionan las medidas. El presidente castellanomanchego, Emiliano García-Page, admitió también el secreto a voces: que la ausencia de cambios en el toque de queda evitará al Gobierno pedir modificar el decreto del estado de alarma en el Congreso, convertido "casi en un suplicio para el Gobierno".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento