El maquillador Cole Carrigan pide perdón a Kanye West por insinuar que tuvieron un 'affaire'

El maquillador e 'influencer' Cole Carrigan.
El maquillador e 'influencer' Cole Carrigan.
Instagram Cole Carrigan

Todo empezó con la noticia de un divorcio "inminente"."Lo están llevando de forma discreta pero se acabó", aseguraba una fuente a Page Six. Kanye West y Kim Kardashian están a punto de separarse para siempre y, como en la vida de casi cada celebrity, esto era el abono perfecto para la irrupción de mil y un rumores sobre las razones (aunque solo hay que bucear un poco en el historial de ambos recientemente, de la campaña por la presidencia de Estados Unidos al espeluznante regalo de cumpleaños del rapero a su esposa por sus 40 años para hacerse una idea del porqué).

Pero aún así hubo un chisme que opacó al resto. Esta habladuría, que corrió como la pólvora gracias a los correveidiles de Twitter, situaba en el centro de la ruptura un supuesto affaire del músico con un maquillador y vlogger, vecino de la familia Kardashian-West en su rancho de Wyoming: Jefree Star.

"Es la mierda más estúpida que he leído jamás", aseguró en un vídeo de 24 minutos Star, que ha tenido en el pasado sus más y sus menos con Kylie Jenner, aunque siempre ha recibido el apoyo de Kimberly. "Estoy soltero. No me he acostado con nadie. Esto es tan extraño... Y tan estúpido. Todo esto es graciosísimo", llegaba a decir.

A todo esto, y según una fuente que había hablado con el diario The Sun, Kim Kardashian se sentía "humillada por todo lo de Jeffree y su divorcio". Pero entonces entró en escena Cole Carrigan (su verdadero nombre es Daniel Keem), otro maquillador y tiktoker que aseguraba tener pruebas de que había tenido un idilio con Kanye.

Para ello mostraba el pantallazo de una supuesta conversación que tuvo con el guardaespaldas del músico en el que acordaban cuándo le recogería para llevarlo a un hotel de Los Angeles. Este agente de seguridad en teoría era Steve Stanulis, quien no trabaja para Kanye West desde 2016 (Carrigan tendría 17 ó 18 años en ese entonces).

"Ni confirmo ni desmiento estos mensajes con su guardaespaldas. No puedo decir mucho más porque no quiero una demanda de Kim Kardashian West, pero estos son palabra por palabra los mensajes de su antiguo guardaespaldas, que fue quien me habló a mí. Eso es todo lo que diré al respecto", afirmó en el primer vídeo para a continuación, y ante las acusaciones de que estaba buscando ganar fama y notoriedad a costa del dolor de Kim y Kanye, afirmar en otro vídeo: "Como todos piensan que estoy editando y no quiero morir en manos de Kris Jenner, aquí hay más evidencias que yo puedo ofrecer legalmente".

Pero resulta que sus detractores llevaban razón y ahora Carrigan, ante sus cerca de 350.000 seguidores tanto en Instagram como en Tik Tok, ha tenido que pedir disculpas y retractarse. Y la razón no es que haya recapacitado, sino que le ha llegado una carta.

La misiva la ha escrito el propio Stanulis y no solo niega rotundamente que la historia que narra el joven tenga un mínimo de veracidad, sino que le amenaza, en caso de no desdecirse, de emprender acciones legales contra él. Y Carrigan, para más inri, ha decidido que la mejor huida es hacia adelante.

En ningún momento llega a decir que su historia haya sido completamente inventada, sino que lo ha hecho para dañar la reputación de Kanye West por haber apoyado a Donald Trump en su camino a la reelección como presidente de Estados Unidos (que todos sabemos cómo ha acabado).

"Para no ser demandado y acabar en los juzgados, tengo que disculparme con el señor West y Kim Kardashian West, así que... Kim, si estás viendo esto, lo siento mucho. Honestamente, solo he hecho lo que he hecho porque tu marido votó por Trump y no podemos tolerar ese tipo de estupideces en Estados Unidos", ha comentado Carrigan, que añade que espera que la empresaria no le guarde rencor y que le envíe (ella a él, sí) una muestra de la nueva colección de maquillaje que ha sacado al mercado.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento