Un tribunal peruano acusa a las "élites criminales a nivel mundial" de crear la COVID-19

Bill Gates.
Bill Gates.
LA INFORMACIÓN

Un tribunal de Perú afirmó, en una resolución basada en teorías conspirativas, que la COVID-19 fue una invención de las "élites criminales a nivel mundial", según los magistrados de esta corte. En la resolución de los jueces se incluye un auto presentado por un imputado que se encontraba en prisión preventiva y cuya resolución se retrasó debido a la pandemia que afirma que estas élites criminales se tratan de multimillonarios como George Soros, la familia Rockefeller y el empresario y cofundador de Microsoft Bill Gates.

Como justificación a la demora para emitir un fallo, la Sala Penal de Apelaciones de Chincha y Pisco aseguró que la pandemia tuvo un carácter "imprevisible" salvo para sus creadores, "que lo manejaron y siguen direccionando con un secretismo a ultranza dentro de sus entornos y corporaciones mundiales".

Así, este tribunal colegiado de la Corte Superior de Justicia de Ica que conforman los jueces Tito Gallegos, Luis Leguía y Tony Changaray trató de excusarse por la dilación para atender el recurso de un imputado que buscaba que se le anulara su prisión preventiva (provisional), pero cuyo pedido se ralentizó por la pandemia.

"Ningún Gobierno mundial, personas naturales y jurídicas, ni la defensa del imputado puede sostener que esta pandemia tiene la calidad de 'previsible', salvo los creadores del nuevo orden mundial como Bill Gates, Soros, Rockefeller, etc", aseveró la resolución, difundida en el portal LP Derecho.

Investigación a los jueces

Después de trascender a la opinión pública el contenido del auto del tribunal, la Oficina Desconcentrada de Control de la Magistratura (Odecma) de Ica, situada a uno 400 kilómetros al sur de Lima, abrió una investigación preliminar a los magistrados que suscribieron esa resolución.

El objetivo de la investigación es recabar los elementos que ayuden a determinar la existencia de presuntas irregularidades cometidas por los jueces.

Al asegurar que el coronavirus fue "creado por las élites criminales que dominan el mundo", la Sala Superior Penal de Apelaciones de Chincha y Pisco se hizo eco de una de las tantas teorías conspirativas que brotaron el año pasado a raíz de la pandemia.

Con la aparición de la COVID-19 se disparó la cantidad de desinformación y, pese a que la Organización Mundial de la Salud (OMS) confirmó ya en mayo que el virus tenía un origen animal y refutó su creación en un laboratorio, siguieron circulando supuestos orígenes alternativos.

Desde bien temprano, estas teorías alimentadas por fake news (noticias falsas) incluyeron discursos sobre su creación por farmacéuticas ansiosas por incrementar sus beneficios económicos y hasta complots de Gates o Soros como impulsores de un supuesto plan de control de la población a través de las vacunas y el 5G.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento