Guía práctica para convivir con hielo y nieve congelada y cómo adecuar los edificios y las calzadas

Consejos para desplazarse con seguridad tras las nieves de Filomena
Consejos para desplazarse con seguridad tras las nieves de Filomena
Henar de Pedro

Tras las inmensas nevadas que han tenido lugar en diferentes puntos de España por el paso de la borrasca Filomena, hay que tener en cuenta algunas recomendaciones en cuanto a la seguridad de edificios, el interior de las viviendas y las calzadas.

De este modo, el Área de Desarrollo Urbano del Ayuntamiento de Madrid, en colaboración con el Colegio de Administradores de Fincas de Madrid (CAF), han elaborado un listado con algunos consejos para las zonas más afectadas por el temporal.

En primer lugar, los vecinos deben quedarse en casa en la medida de lo posible, ya que, "además de la caída de ramas de los árboles, ahora empieza el riesgo de desprendimiento de nieve y hielo de cubiertas y tejados", explica el delegado de Desarrollo Urbano, Mariano Fuentes. Ante cualquier emergencia, hay que llamar al 112. 

Consejos para mantener edificios.
Consejos para mantener edificios.
HENAR DE PEDRO

En relación al exterior de los edificios, se deben seguir estas recomendaciones: 

  1. Daños estructurales: "La normativa marca una sobrecarga de nieve de 100 kg/m2 por lo que, en edificios sin patologías previas, tendría que haber más de 80 centímetros de nieve acumulada en terrazas, cornisas o voladizos para que las cargas supusieran riesgo de derrumbe", explica Fuentes. Sin embargo, el envejecimiento de los materiales puede causar problemas estructurales, por lo que es importante vigilar cualquier tipo de grieta que pueda aparecer estos días y, en ese caso, consultar con un técnico especialista.
  2. Fachadas y elementos exteriores: la acumulación de mucha nieve en equipos de aire acondicionado, jardineras, toldos desplegados, antenas parabólicas, barandillas y otros elementos que sobresalen de las fachadas podría provocar el desprendimiento de estos si no están bien anclados. Por ello, recomiendan retirar la nieve almacenada antes de que se convierta en hielo. Esta retirada debe efectuarse en condiciones de seguridad y comprobando previamente que no provoque daños en los viandantes ni en las viviendas inferiores.
  3. Cubiertas: en el caso de las cubiertas inclinadas, suelen estar preparadas para soportar la carga de la nevada. Los problemas pueden derivarse de canalones en mal estado o del movimiento de las tejas. No se debe realizar acción alguna hasta que se pueda acceder a la cubierta con toda seguridad. Es muy importante no subir ni caminar por los tejados en la situación actual de nieve y hielo.
  4. Jardines y zonas exteriores: hay que tener especial cuidado en las zonas en las que haya arbolado por el desprendimiento de ramas. Es importante evitar el paso por debajo de los árboles y, si es posible, señalizar un camino o las zonas peligrosas.

Además, dentro de los inmuebles, conviene llevar a cabo los siguientes cuidados para evitar problemas mayores:

  1. Evitar salir a la calle salvo que sea imprescindible.
  2. Evitar utilizar el ascensor ante posibles cortes del suministro eléctrico.
  3. Tener los móviles con batería para permitir la comunicación en todo momento ante posibles percances.
  4. Se aconseja tener algún recipiente con agua de reserva por si se producen cortes de suministro.
  5. Es recomendable conservar la temperatura interior de las viviendas mediante la bajada de persianas u otros elementos aislantes durante la noche.
  6. Facilitar caminos de acceso a los edificios y tener especial cuidado con las rampas.
  7. Las salidas y accesos a garajes que se encuentren en rampa se deben limpiar, sobre todo, en la zona de rodadura de los vehículos, si bien se recomienda evitar en lo posible su utilización. 
Mostrar comentarios

Códigos Descuento