El escritor científico que predijo en 2012 una pandemia como la del coronavirus: "Que sucediera en China era predecible"

  • David Quammen publicó hace casi nueve años 'Derrame: las infecciones animales y la próxima pandemia humana'.
David Quammen, a la izquierda. A la derecha, una prueba PCR.
David Quammen, a la izquierda. A la derecha, una prueba PCR.
WIKIPEDIA

Hace casi nueve años, casi nadie se imaginaba que ocurriría algo como la actual pandemia del coronavirus. Pero un escritor estadounidense llamado David Quammen lo había previsto casi todo con un nivel de detalle increíble. Y lo recogió en un libro.

Tal y como recoge la BBC, Quammen publicó en 2012 el libro Derrame: las infecciones animales y la próxima pandemia humana.

Quammen se reunió con expertos en enfermedades infecciosas, que le pusieron tras la pista de la llegada de un futuro virus que causaría una pandemia. El autor investigó y concluyó que ese virus procedería de un murciélago, que sería del tipo coronavirus e incluso que surgiría de un mercado húmedo como el de Wuhan.

"Gran parte de lo que ha ocurrido ha sido muy predecible y parte ha sido impredecible. Lo más predecible es el hecho de que un nuevo virus saliera de un animal salvaje, contagiara a los humanos y se propagara en una pandemia. De hecho, que sucediera en China también era predecible", dijo Quammen a la BBC.

"Lo que era impredecible es lo poco preparados estarían los gobiernos del mundo para lidiar con la pandemia, en particular Estados Unidos, pero también otros países que han hecho un trabajo terrible al tratar de contenerla y proteger a su gente", dijo.

Quammen añade: "Esa es la parte que más me ha sorprendido y, creo, la más sorprendente y más frustrante para los científicos que trabajan en salud pública que fueron mis fuentes hace 10 años cuando estaba investigando para mi libro".

"Así que tenemos la previsibilidad agravada por la sorpresa, y el resultado es una pandemia devastadora", afirma.

"Creo que la razón por la que los gobiernos no estaban preparados es que los líderes de los gobiernos fueron cínicos y se preocuparon por sus propias carreras. No creo que fueran ignorantes. No creo que hayan dejado de escuchar las advertencias que venían de los científicos y del personal de salud pública", dice Quammen.

El autor cree que debemos cambiar nuestros hábitos para evitar pandemias en el futuro: "Mucha gente se ha dado cuenta de que la cooperación comunitaria y la preocupación por otras personas es parte de la solución, y eso se traduce en distanciamiento social, usar máscaras, hacer esas cosas básicas que ralentizan la transmisión del virus".

La pregunta es cuándo vendrá la siguiente pandemia

Sobre si será posible evitar una futura pandemia, Quammen dice: "La pregunta no es si enfrentaremos una nueva amenaza de pandemia, la pregunta es cuándo".

"Creo que es inevitable que haya nuevos virus que salgan de animales salvajes y que lleguen a los humanos, y que haya más brotes, una docena, dos docenas, tal vez 100 personas afectadas en alguna parte remota del mundo. Lo que podemos hacer es evitar que los brotes se conviertan en epidemias y evitar que las epidemias se conviertan en pandemias. Tenemos la ciencia. Tenemos las medidas de salud pública. Si tenemos la voluntad política y la cooperación comunitaria y configuramos estructuras y sistemas para detectar derrames y detectar brotes tempranos y luego controlarlos, posiblemente podamos evitar que el próximo brote se convierta en una pandemia", afirma Quammen.

Para el autor, hay algunas medidas que deberían ser prioritarias: "Lo primero es apoyar la ciencia, necesitamos apoyar la investigación científica con dinero y necesitamos educar a nuestros hijos para que comprendan la ciencia y confíen en ella. Necesitamos trabajar para eliminar la negación de la ciencia".

El escritor añade que "en segundo lugar, hay que tomar medidas de salud pública. Crear sistemas de salud pública para que los brotes puedan ser controlados y eso significa no solo sistemas nacionales, sino sistemas coordinados internacionalmente, redes globales de vigilancia para nuevos virus que pasan a los humanos o para el descubrimiento de virus peligrosos antes de que pasen a los humanos".

Por último, apunta a la necesidad de "descubrimiento, vigilancia y respuesta para que cuando un nuevo virus pase a los seres humanos y provoque un brote, haya una respuesta que viaje por el mundo tan rápido como la electricidad. Y que se activen medidas que involucren cooperación internacional para contener ese brote, para crear vacunas, terapias adecuadas, pruebas de diagnóstico rápido y para mover recursos adonde se necesiten".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento