Las calas, ¿son plantas de interior o exterior?

Cala.
Cala.
Wikipedia / Rjcastillo

Las calas son una de las plantas más reconocibles de un jardín debido, sobre todo, a su peculiar y bonita flor. Aunque normalmente se plantan en el jardín exterior, también se adaptan bien al interior, siempre y cuando se cumplan una serie de condiciones adecuadas para su correcto crecimiento.

Lo primero que hay que tener en cuenta es que es un planta de semisombra, la característica que hace que pueda adaptarse tanto al exterior como al interior. De este modo, dentro del hogar la planta no corre el peligro de quemarse por el sol, lo que no quiere decir que no necesite luminosidad. Si se planta en exterior, habrá que tener cuidado con el sol directo para evitar este problema que puede quemar la cala.

Además, tanto en interior como exterior, hay que saber que esta planta necesita humedad. Si se tienen calas en el interior, llegado el invierno, habrá que tener cuidado con los niveles de humedad, ya que la calefacción suele secar el ambiente.

Además, si se cultivan calas en el exterior, hay que tener cuidado con las heladas ya que, aunque pueden vivir con varios grados bajo cero, no es recomendable en la época de crecimiento. Otro de los cuidados necesarios es el correcto drenaje, es decir, evitar que se estanque el agua del riego, sobre todo, si se planta en maceteros.

Teniendo estas consideraciones en cuenta, se puede escoger plantar las calas en el interior del hogar, lo que dará elegancia y sobriedad a la estancia, o en el exterior, lo que permitirá dar color y luminosidad al jardín. Solamente hay que propiciarle a la planta las condiciones de temperatura, humedad, riego y luminosidad necesarias.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento