Sube a cuatro la cifra de muertos durante el asalto de los seguidores de Trump al Congreso de EE UU

Seguidores de Donald Trump irrumpen en el Capitolio.
Seguidores de Donald Trump irrumpen en el Capitolio.
EFE
Los 534 legisladores presentes en el Capitolio en el momento del asalto, fueron evacuados al sótano del edificio.
EFE

Cuatro personas murieron este miércoles y al menos 14 policías resultaron heridos durante el asalto al Capitolio de EE UU perpetrado por seguidores del presidente saliente del país, Donald Trump, aseguraron a última hora de la jornada las autoridades locales, que informaron además de por lo menos 52 arrestos.

Las autoridades de Washington habían informado inicialmente de la muerte de una mujer, que falleció como consecuencia del disparo de la Policía del Capitolio, pero después actualizaron esa cifra.

Otras tres personas, que no identificaron, fallecieron como consecuencia de "urgencias médicas" que sufrieron en las instalaciones del Capitolio, dijo el jefe de la Policía Metropolitana de Washington, Robert Contee, en una rueda de prensa nocturna.

La mujer resultó herida por un disparo durante los incidentes y permaneció en estado crítico hasta que finalmente falleció, tal y como confirmaron medios locales.

Imágenes de MSNBC mostraron la evacuación de esta persona, que fue trasladada en camilla con una fuerte hemorragia, después de que en el Congreso se escucharan gritos de "se han producido disparos". Hasta el momento, no está claro quién fue el responsable de los tiros.

Contee no dio más detalles sobre esas muertes y agregó que 14 agentes de policía resultaron heridos durante los incidentes en el Capitolio, dos de ellos de forma "grave".

Bombas caseras

Las autoridades detuvieron al menos a 52 personas, tanto en el Capitolio como en otras zonas de la capital estadounidense, de las cuales unas 30 fueron arrestadas por violaciones del toque de queda que impuso la Alcaldía de Washington a partir de las 18.00 horas (23.00 GMT).

La alcaldesa de Washington, Muriel Bowser, extendió durante quince días más el estado de emergencia pública en la capital, hasta después de la investidura del presidente electo, Joe Biden, prevista para el 20 de enero.

Contee aseguró además que las autoridades encontraron y desactivaron dos bombas caseras en las inmediaciones de las sedes de los comités nacionales (secretariados) de los partidos demócrata y republicano (DNC y RNC, respectivamente).

También hallaron un vehículo en el terreno del Capitolio donde había un rifle y hasta diez cócteles molotov, informó la cadena CNN.

Tres horas de asalto

El asalto al Congreso se produjo cuando ambas cámaras celebraban una sesión para corroborar la victoria electoral de Biden en las elecciones de noviembre pasado.

Trump había instado a sus aliados a interferir en ese proceso y a su vicepresidente, Mike Pence, a arrogarse un poder que no le otorga la Constitución, y arengó a sus simpatizantes a que siguieran luchando durante un mitin por la mañana en Washington.

Los seguidores del presidente se dirigieron luego al Capitolio y entraron por la fuerza en el edificio. En su ataque, los manifestantes rompieron ventanas y abrieron puertas a la fuerza hasta superar a la Policía del Capitolio, que asegura las instalaciones del Legislativo. 

Las fuerzas de seguridad lanzaron gases lacrimógenos en la escalinata del edificio, pero decenas de personas consiguieron entrar a los salones de plenos de la Cámara de Representantes y del Senado, mientras los legisladores eran evacuados de emergencia, así como el vicepresidente Mike Pence.

Las autoridades consiguieron desalojarlos más de tres horas después, en las que vandalizaron el lugar.

Al tiempo que se producía el asalto, Trump tuiteó: "Pido a todos los que están en el Capitolio que se mantengan pacíficos. ¡Sin violencia! Somos el partido de la ley y el orden. Respeten la ley y a nuestros hombres y mujeres (policía) en Azul".

Tras alrededor de una hora de caos, centenares de manifestantes que se habían concentrado alrededor del vetusto edificio de mármol del Capitolio comenzaron a abandonar lentamente la zona de origen de las tensiones.

No obstante, todo el Distrito de Columbia fue puesto en toque de queda y se activaron varias unidades de reservistas de la Guardia Nacional y fuerzas de seguridad federales para garantizar la seguridad.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento