Ruanda se pone el primero en la fila para recibir las vacunas que donará España a África y América Latina

Varios trabajadores d Pfizer se encargan de cerrar bien las cajas en las que viajan las dosis de las vacunas contra la Covid-19.
Varios trabajadores d Pfizer se encargan de cerrar bien las cajas en las que viajan las dosis de las vacunas contra la Covid-19.
EFE

Quedan días para que empiecen a llegar las primeras dosis de la vacuna contra la Covid y el Gobierno anda ya organizando no solo la logística de la vacunación en España, también la donación de parte de las dosis que ha comprado para que países sin recursos puedan inmunizar a su población. Todo forma parte de una estrategia europea, que por la parte nacional el presidente, Pedro Sánchez, quiere tener encaminada ya este mes de diciembre. Antes incluso de eso, Ruanda ya ha reclamado abiertamente al Gobierno español ser receptor de parte de sus vacunas.

El ministro de Asuntos Exteriores ruandés, Vicent Biruta, así se lo pidió a la ministra Arancha González Laya en una reunión en Madrid el jueves pasado. Cuando abordaban la crisis de la Covid, aprovechó para pedir que España incluya a Ruanda entre los destinatarios de las vacunas que tiene previsto donar a terceros países el año que viene. “Hemos compartido nuestros planes de vacunación y el plan de solidaridad español hacia las vacunas, y el ministro me ha expresado el deseo de que se contemple a Ruanda como país prioritario”, apuntó González Laya.

32 millones de dosis de sobra

De esta forma, Ruanda se ha convertido en el primer país en pedir públicamente que España comparta con su población los millones de dosis de vacuna que el Gobierno está comprando y que, si todo va según lo previsto, no serán necesarias aquí. En concreto, la UE ha comprado o está en proceso de compra de unos 1.400 millones de dosis de hasta siete vacunas contra la Covid-19, que se repartirán entre los Estados miembros de manera proporcional a su población. En este caso, a España le corresponde alrededor del 10%, es decir, 140 millones de dosis.

Si se toma el ejemplo de las dos primeras que llegarán a España, la de Pfizer y la de Moderna, para lograr la inmunidad completa, la vacunación consta de una doble dosis, de manera que España tendría para vacunar a 80 millones de personas. Según el INE, hay 47,3 millones de habitantes, de modo que habrá un excedente de más de 32 millones de dosis, para inmunizar a otros 16 millones de personas.

Estas vacunas servirán para “cumplir con los compromisos de solidaridad” de España, ha dicho en más de una ocasión el ministro de Sanidad, Salvador Illa. El Gobierno va a donar su excedente a otros países, en el marco de una estrategia común de la UE que se dirigirá particularmente a los Balcanes occidentales, a África y a América Latina. Por los lazos históricos y culturales de España, cabría pensar que el Gobierno pondrá la mirada en países americanos que lo necesiten, y también en África, continente fronterizo. El interés del Gobierno ruandés apunta también hacia esta posibilidad.

Reunión antes de final de año

De momento, el Gobierno español no revela quiénes serán los destinatarios de sus dosis pero Sánchez quiere empezar a tratar sobre este tema antes de que termine el año. Para ello, ya ha convocado a Illa a un encuentro en los últimos días de diciembre para empezar a preparar unos envíos que, según apuntó esta semana en el Congreso, se producirán “a partir del segundo semestre”, cuando “nos vamos a encontrar con un excedente de vacunas en la UE”. Los Veintisiete ya trataron sobre esta cuestión en el Consejo Europeo de mitad de diciembre.

Fuentes del Ministerio de Asuntos Exteriores explican que el plan de donación buscará que contribuir a que “todos los países sin excepción tengan acceso” a la vacuna. Todavía no está totalmente diseñado, ni los países decididos, porque hay “interrogantes importantes”, como “las posibilidades de los países receptores para distribuir determinados tipos de vacuna, especialmente las que necesitan una cadena de frío excepcional”, como la de Pfizer, la primera en llegar e inocularse en España, que debe conservarse a -80 grados y que, por ejemplo, aquí ha obligado a las comunidades autónomas a pertrecharse de ultracongeladores por si no bastara con el embalaje especial con el que esta farmacéutica las mandará a España.

Además de los 50 millones que ha comprometido a Gavi, a alianza para proporcionar dosis gratis de vacuna a al menos el 20% de la población de los países menos desarrollados, Exteriores añade que la estrategia de donación en la que trabaja el Gobierno dentro de la UE se dirigirá a “los países menos desarrollados que lo soliciten”, una cola en la que el primer lugar lo ocupa ya Ruanda.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento