La ONG Equalia denuncia las pésimas condiciones sanitarias de una granja de gallinas en la Comunidad de Madrid

Imagen de una de las gallinas de la granja en pésimas condiciones.
Imagen de una de las gallinas de la granja en pésimas condiciones.
EQUALIA

Desde la ONG Equalia, han lanzado un comunicado en el que se muestran las consecuencias para las aves del sistema de jaulas en la producción de huevo, con imágenes de una granja de la Comunidad de Madrid en pésimas condiciones. Además, denuncian que este sistema de producción resulta innecesariamente cruel para las aves.

Las condiciones en las que se encontraba la granja eran muy malas: suciedad en la nave, gallinas desplumadas, hacinamiento, algunas agonizantes o cadáveres junto a gallinas vivas dentro de las jaulas. Además, la falta de higiene ha provocado que se puedan ver gallinas con larvas y huevos con ácaros. Por todos estos motivos, Equalia ha decidido interponer una denuncia a la granja por varios posibles delitos e irregularidades administrativas.

La producción de huevos en sistemas de jaulas tiene aún mucho protagonismo en España: El 77% de las gallinas ponedoras están alojadas en jaulas, según el último censo oficial del sector, lo que supone más de 35 millones de aves. La tendencia actual es a la reconversión hacia sistemas alternativos.

Actualmente, en torno al 23% de las gallinas en nuestro país se crían en sistemas sin jaulas. Estas cifras están aún alejadas de la media europea, en torno al 50% de gallinas libres de jaulas, o de países como Suiza, Luxemburgo y Austria, donde las jaulas están prohibidas.

Imagen de una gallina muerta en la granja madrileña.
Imagen de una gallina muerta en la granja madrileña.
EQUALIA

Desde la ONG denuncian que el sistema de producción en jaulas causa un innecesario sufrimiento a las aves. Las gallinas carecen de oportunidades para moverse con libertad y se les impide volar. Además, se supone que las jaulas reglamentarias tienen que incluir áreas de escarbado, pero la ley no especifica cómo de amplias han de ser, lo que en la práctica conlleva a que con frecuencia sean mínimas. Solo en raras ocasiones se les proporciona material para escarbar.

La normativa europea de bienestar para animales destinados a consumo estipula que "la libertad de movimiento de un animal (...) no debe restringirse de forma que cause sufrimiento innecesario". También establece que "cuando un animal está continua o regularmente confinado, se le debe proporcionar el espacio apropiado para sus necesidades psicológicas y etológicas en concordancia con la experiencia acumulada y el conocimiento científico". 

María Villaluenga, portavoz de Equalia, ha declarado: "La industria alimentaria está evolucionando hacia una producción con mayores estándares de bienestar animal, que es lo que, cada vez más, demandan los consumidores y las consumidoras. La industria del huevo tiene que seguir esta tendencia y abandonar sistemas innecesarios y crueles, como ya están haciendo otros países de nuestro entorno. Queda trabajo por hacer: aún hay empresas importantes de la distribución, como por ejemplo supermercados Spar, que son reticentes al compromiso de dejar de vender huevos de gallinas enjauladas. Un atraso que les aleja de la competencia".

Las palabras de la portavoz van relacionadas con la granja madrileña que ha sido denunciada, ya que es proovedora de huevos para los supermercados Spar, una de las cadenas de supermercados más grandes del mundo. Desde Equalia denuncian que esta empresa ha cambiado su política respecto a la compra de huevos de gallinas en jaulas en países como Inglaterra o Croacia, pero no así en España. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento