Arranca el derribo urgente de la nave de la tragedia en Badalona

  • Los Bombers se retiran este domingo del edificio 
del Gorg sin hallar más víctimas.
  • Solo se presentan 36 de los 81 okupantes que han pedido ayuda municipal.
Una grúa de los Bombers supervisa este domingo los trabajos de derribo de la nave incendiada en Badalona.
Una grúa de los Bombers supervisa este domingo los trabajos de derribo de la nave incendiada en Badalona.
ACN

El Ayuntamiento de Badalona ha iniciado este fin de semana la demolición, con carácter de urgencia, de la nave okupada del barrio del Gorg que ardió el pasado jueves causando tres víctimas mortales, 23 heridos y consternando a la opinión pública al dejar al descubierto las condiciones infrahumanas en las que residían en su interior un centenar de personas sin papeles. Una situación que no era nueva, pues se daba desde hacía 12 años en esta nave. 

El pasado sábado se celebraban manifestaciones en múltiples localidades catalanas reclamando una solución para los afectados y para los miles de inmigrantes ilegales que malviven en situaciones similares en todo el Estado. 

El consistorio que lidera el popular Xavier García Albiol informó que, los trabajos de derribo, servirán para «poder saber la magnitud de la tragedia lo antes posible» y aseguró que, «solo el 44% de los supervivientes del siniestro que han pedido ayuda al municipio (un alojamiento y desayuno durante la operación frío) se han presentado», en total, 36 de 81 personas.

Los bomberos mantenían este domingo 11 dotaciones ante el edificio para supervisar los trabajos y el desescombro y a falta todavía de una zona de este por inspeccionar. A última hora de la jornada se han retirado y solo prestarán a partir de ahora tareas de apoyo.

Los dueños y el ayuntamiento

Los propietarios de la nave, dos exjugadores de la Liga ACB de baloncesto (Antonio Medianero y Xavi Fernández) denuncian que no han sido informados sobre la demolición, que costará 119.000 euros al municipio, y que supervisarán responsables judiciales y de los Bombers. 

García Albiol afirma que, una vez se acabe con el derribo, se contactará con los dueños para «exigir el cobro» del mismo y que, en caso de no acceder, se iniciará un proceso judicial.

Ayuda a los supervivientes, muchos durmiendo en la calle

El ayuntamiento dará cobertura a las personas afectadas por el siniestro pero, aclarando, que una vez se dé por acabada la situación de emergencia, los okupantes «no tendrán ningún derecho de preferencia respecto al resto de vecinos de Badalona que ya estén en las listas de emergencia habitacional».

El edil popular asegura que no se está pidiendo papeles a los afectados por este incendio, al tratarse de una situación excepcional. En la marcha del pasado sábado en Badalona se denunció que muchos de ellos están durmiendo en la calle y exigieron a los políticos que «no miren para otro lado». Lo que piden algunos de los residentes en esta nave es conseguir papeles para poder trabajar y tener una vivienda «real, no solo temporal» o, directamente, «limosna».

Una década con la luz pinchada y sin agua

La comunidad de inmigrantes que okupaba este recinto del Gorg no contaba con agua corriente ni con un suministro eléctrico legal lo que, unido a que en su interior se acumulaban colchones, chatarra o muebles y a que no había paredes interiores que hubieran servido como cortafuego, configuró un peligroso cóctel que dio alimento al fuego declarado el jueves, posiblemente, por una vela o por el estado de la instalación eléctrica fraudulenta.

Expediente y quejas vecinales

El gobierno de García Albiol abrió un expediente sancionador contra los propietarios del inmueble por su dejadez. Ante la acumulación de quejas vecinales en los últimos años, pidió una autorización al juez decano de Badalona para entrar en el recinto que quedó en una mera carta personal. El Tribunal Superior de Justícia de Catalunya (TSJC) se ha pronunciado para remarcar que no consta ninguna denuncia relacionada con la nave en la última década y que tampoco consta la comisión de delitos en la misma.

5 falleciodos en incendios similares en asentamientos

En 15 años, han fallecido cinco personas en 13 fuegos en naves y solares abandonados y en infraviviendas, eminentemente del distrito barcelonés de Sant Martí. El último siniestro ocurrido en Barcelona fue en 2012. Murieron cuatro miembros de una misma familia que vivían en una barraca en la calle Bilbao del barrio del Poblenou. En 2005 falleció una persona que residía en Can Ricart. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento