Fondos desbloqueados: se mantiene el mecanismo sobre el estado de derecho pero Hungría y Polonia ganan tiempo

  • El acuerdo recoge que las ayudas solo se podrán suspender previo paso por el TJUE, lo que demora el proceso dos años.
  • Orbán celebró el pacto porque, dice, ha ganado "el sentido común".
  • Este acuerdo permite que se vuelvan a poner en marcha los fondos de 750.000 millones de euros.
Pedro Sánchez junto a Emmanuel Macron y Josep Borrell, en Bruselas.
Pedro Sánchez junto a Emmanuel Macron y Josep Borrell, en Bruselas.
EFE
Desbloqueado el fondo de recuperación europeo tras el levantamiento del veto de Hungría y Polonia.
VÍDEO: ATLAS / FOTO: EFE

La crisis del coronavirus exige respuestas rápidas y certeras, pero como en cualquier época de la historia, es necesario superar obstáculos. Eso es lo que ha hecho la Unión Europea. Hungría y Polonia han terminado por levantar el veto al Presupuesto y a los fondos de recuperación tras alcanzar un acuerdo con los 27, en el Consejo -que ahora preside Alemania- y que ha sido refrendado este jueves por los líderes en la primera jornada de la cumbre del Consejo Europeo. 

Hay pequeñas victorias por las dos partes: las ayudas se mantienen vinculadas al cumplimiento con el estado de Derecho, pero los gobiernos húngaro y polaco ganan tiempo. ¿Por qué? No se puede 'cortar el grifo' de las ayudas hasta que el TJUE no resuelva un posible recurso, si así lo deciden, de Budapest o Varsovia sobre la legalidad del mecanismo. Eso tarda, como poco, dos años. Les da mucho margen a Viktor Orbán y a Mateusz Morawiecki para, como hasta ahora, seguir poniendo en jaque la red de Derechos Humanos en ambos países.

Además, el objetivo del mecanismo del estado de Derecho es "proteger el Presupuesto europeo y el fondo de recuperación de cualquier tipo de fraude, corrupción o conflicto de interés", al mismo tiempo que su aplicación será "no discriminatoria" e "imparcial". El presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, celebró el pacto. "Ahora podemos comenzar con la implementación y reconstruir nuestras economías. Nuestro paquete de recuperación histórico impulsará nuestras transiciones ecológicas y digitales", escribió en redes sociales.

Vuelve todo al punto en el que se estancó. España está pendiente de recibir 140.000 millones de euros, 72.000 de los cuales serán en transferencias a fondo perdido, que el Gobierno tiene previsto usar ya en los próximos tres años. De hecho, hay 27.000 millones que ya se incorporan a los Presupuestos Generales del Estado de 2021.

Fuentes consultadas por 20minutos ya avisaron de que el movimiento de Hungría y Polonia, aunque previsible, era más bien un "farol". Polonia, de hecho, es el tercer receptor del fondo de recuperación, por detrás de Italia y España. El tira y afloja con Orbán y Morawiecki seguirá, pero la UE ha salvado un escollo importante con este acuerdo.

Fue tanta la tensión, y "el hartazgo" en Bruselas, que llegó a valorarse la opción de llevar adelante el paquete de ayudas sin las dos 'ovejas negras'. Se puso sobre la mesa la posibilidad de un acuerdo intergubernamental, como el del MEDE, y también una cooperación reforzada (que exige un mínimo de nueve Estados miembros). Ninguna era una vía sencilla, sobre todo desde el punto de vista de la emisión de deuda.

Con este acuerdo se ha dado un paso importante, pero no ha quedado todo hecho. Ahora el Parlamento tendrá que votar el Presupuesto para el periodo 2021-2027, pero no parece un problema, pues el acuerdo con Hungría y Polonia respeta las líneas rojas que había marcado la Eurocámara. 

"La interpretación del Consejo tiene el mismo peso que la del Parlamento. Cualquier diferencia de interpretación solo puede ser resuelta por el Tribunal de Justicia.La Comisión, como guardiana de los tratados, debe cumplir con sus obligaciones de garantizar la correcta y completa aplicación del Derecho de la UE", comentó la eurodiputada socialista Eider Gardiazábal, que ha formado parte del equipo negociador del Parlamento.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento