Los centros comerciales catalanes calculan pérdidas de 500 millones de euros por el cierre desde octubre

Escaleras mecánicas del centro comercial Punt de Trobada de Andorra, donde se ven compradores, muchos de ellos catalanes, en una imagen del pasado mes de junio.
Escaleras mecánicas del centro comercial Punt de Trobada de Andorra, donde se ven compradores, muchos de ellos catalanes, en una imagen del pasado mes de junio.
ACN

La Asociación de Centros Comerciales de Cataluña (AECC) calcula pérdidas de 500 millones de euros entre sus centros asociados por el cierre de las tiendas en estos complejos a raíz de las restricciones dictadas por la Generalitat por la Covid-19, y que les ha impedido todavía empezar con la campaña de Navidad. Los establecimientos llevan 35 días cerrados.

En un comunicado, después de que este jueves el Procicat decidiera prorrogar el tramo 1 de desescalada por el empeoramiento de los datos epidemiológicos, recuerdan que son "la única actividad cerrada desde el 30 de octubre" y que ya no pudieron abrir por el Black Friday. 

Los comerciantes reclaman poner fin a la "discriminación" aunque Cataluña no pase de tramo y advierten que el cierre afecta más de 3.400 pymes y 70.000 puestos de trabajo entre directos e indirectos.

"Se ha demostrado que no hay una relación entre centros comerciales cerrados y un incremento de la RT. No somos un foco de contagio", subraya la AECC, que añade que los centros cumplen con todos los protocolos de seguridad. 

Concretamente, recuerdan que controlan el aforo, obligan a llevar mascarilla, a respetar la distancia de seguridad y a la desinfección de manos.

Este jueves, el Govern planteó no pasar a fase 2 del plan de desescalada el próximo lunes como estaba previsto, debido al incremento de los indicadores de Covid-19 que se están registrando en los últimos días. Según los datos de ayer, se ha notificado una velocidad de contagio (Rt) de 0,92, dos centésimas por encima límite fijado para pasar a la siguiente fase.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento