Entrevista a Leopoldo López: "Hay que trabajar con una agenda que lleve a Venezuela a unas elecciones"

  • El líder opositor venezolano cuenta los retos que tiene su país. Lo hace en un encuentro con el presidente de WAN-IFRA y de Henneo, Fernando de Yarza.
  • "¿Pablo Iglesias? Le diría que queremos lo que se celebró en Bolivia: elecciones presidenciales, libres, justas y verificables"
Leopoldo López, durante la entrevista.
Leopoldo López, durante la entrevista.
Jorge Paris
Leopoldo López, durante la entrevista.
JORGE PARÍS

¿Cómo se siente siendo libre? Sobre todo teniendo en cuenta a sus hijos. 

Tuve varias conversaciones con ellos por videollamada, pero no es lo mismo verme en dos dimensiones que en tres. Sobre la libertad puedo decir que no me siento completamente libre. Tengo sentimientos encontrados. Estoy muy feliz de estar con mi familia pero no soy del todo libre. Siento la responsabilidad de continuar con la lucha por la libertad de Venezuela. La libertad para mí no es algo individual. Es algo colectivo.

¿Cómo va a llevar la estrategia de devolver la libertad a Venezuela desde la vía segura? 

Yo nunca quise irme de Venezuela. Ahora a trabajar con toda Europa y con todos nuestros aliados, el continente americano también. Con una agenda muy concreta, una agenda que nos lleve primero a poner como prioridad de nuestra lucha que en Venezuela se logre una elección presidencial, y subrayo lo presidencial, porque se han hecho otras propuestas. Lo segundo denunciar en todas las instancias la situación de violación de derechos humanos que hay en nuestro país. Nosotros asumimos como una tarea muy importante de llevar a todas las instancias internacionales que corresponden cómo en Venezuela se están violando de manera sistemática y permanente los derechos humanos de los venezolanos. Y lo tercero canalizar la ayuda humanitaria.

En abril de 2019 hubo una movilización. ¿Por qué fracasó lo que se podía esperar como una rebelión dentro del ejército? 

Lo primero es que la tesis de que hubo un engaño o una manipulación la descartamos porque si no yo no estaría aquí hablando con ustedes, es decir, si ese hubiese sido el objetivo, yo hubiese salido de mi casa e inmediatamente me llevaban detenido nuevamente o, en el transcurso de esa mañana, me hubiesen llevado detenido nuevamente. Recibimos llamadas de mandos policiales y militares, y les dije que si eran ellos vinieran a mi casa. Ahí se abrió un proceso. Después, la popularidad de Juan Guaidó subió veinte puntos en solo unas semanas. Eso nos dijo que el movimiento fue bien acogido por los ciudadanos. Quedó claro que a la dictadura la sostiene la estructura policial y militar.

¿Y cuál era el objetivo? 

Y la propuesta era que saliera una manifestación popular con apoyo militar policial, luego esa crisis se iba a elevar a un nivel de crisis institucional con esta sentencia y, por supuesto, la idea era que eso generara un nivel de presión que llevaría a Maduro a apartarse y a comenzar una transición que la habíamos hablado. Esto tendría que venir acompañado de un pronunciamiento del Tribunal Supremo, que no llegó.

¿Por qué? 

Yo estimo que el presidente del Supremo que se había comprometido no terminó teniendo los votos para aprobarlo, pero el hecho concreto es que no se dio miedo, miedo al dictador, terror, amenazas.

¿Cree que la decisión de abandonar Venezuela ha podido ser malinterpretada por parte de alguno de sus seguidores? 

Eso siempre es un riesgo, porque sí hay la percepción de algunos de una división en los que luchan de adentro y los que luchan de afuera. Yo he estado en el medio, yo he estado en el medio, yo no estaba en Venezuela propiamente dicha, yo estaba metido en una embajada. Es un reto para nostros dejar claro que seguimos en la misma lucha. Tenemos que construir puentes entre los venezolanos que están fuera y los que siguen dentro.

¿Cree que en las elecciones del 6 de diciembre a la Asamblea Nacional se podría perder la legitimidad de Guaidó? 

La primera es sobre la elección. Lo que está planteado para el 6 de diciembre no es una elección. Nosotros siempre hemos querido participar en la elección, y en la última elección que participamos en 2015, hicimos grandes esfuerzos, entre ellos huelgas de hambre. Maduro al recibir los resultados dijo, más nunca iremos a una elección para perderla. Y Felipe González siempre recuerda esto. Dice, todas las mentiras que dice Nicolás Maduro, esa es la única verdad. Siempre lo dice y tiene toda la razón. Y a partir de ese momento, la dictadura y Maduro utilizaron al Tribunal Supremo para ir rebanando las competencias de la Asamblea Nacional.

¿Cómo? 

Por ejemplo expropiando a los propios candidatos. Yo soy el líder de un partido que se llama Voluntad Popular. Bueno, hoy Voluntad Popular ante el Consejo Nacional Electoral tiene a otro representante. Si nosotros quisiéramos participar, no podemos presentar nuestros diputados, no podemos presentar nuestros candidatos.

¿Cree que el régimen de Chávez-Maduro ha tenido relaciones incluso secretas y económicas con partidos europeos? 

No tengo precisión sobre eso, he leído la información que ha salido sobre financiamiento a distintas organizaciones políticas, pero no podría precisar. Lo que sí puedo decir es que esa ha sido una práctica de la dictadura, muy presente en el continente americano.

¿Podría darnos algún detalle de cómo salió de Venezuela? 

Ahora mismo no puedo dar ningún detalle, por dos razones: para proteger a la gente que estuvo conmigo y me ayudó. No mucha gente, pero sí algunas personas. Y la segunda es porque habrá gente que quiera usar el mismo mecanismo para irse de Venezuela.

¿Guaidó? 

No, él no. Es algo que hemos hablado muchas veces y creo que soy la única persona que puede hablar honestamente de esto con él, precisamente fui yo el que tomó la decisión de ir a la cárcel. No me detuvieron. Hablé con él sobre ello y tiene un encargo, y si tiene que enfrentarse a la situación de ir a la cárcel, lo hará.

¿Se conformarían con ser una oposición como la cubana?

Aspiramos mantener la legitimidad, mantener la Asamblea Nacional y construir y seguir empujando para la movilización interna en Venezuela. Esta lucha ha sido muy larga, muy larga. Yo llevo veinte años en ella. Hemos estado cerca de salir de la dictadura, nos hemos alejado, hemos estado arriba anímicamente, hemos estado abajo anímicamente. Esta lucha ha sido así. Ahora, eso no nos puede hacer a nosotros perder el ímpetu.

"Le diría a Pablo Iglesias que nosotros queremos para Venezuela lo que se celebró en Bolivia"

¿Qué piensa de que estos tres políticos socialistas -Sánchez, Borrell y Zapatero- lleven estrategias diferentes y cómo lo valora? 

Comienzo por el presidente Sánchez. Tuve una reunión con el presidente Sánchez la semana pasada, una reunión muy positiva, yo la valoro como una reunión muy constructiva para tener una visión compartida de cuál debe ser la ruta a seguir con respecto a Venezuela. Le vi comprometido y empático. Al presidente Rodríguez Zapatero lo conozco, él me visitó en la cárcel en varias oportunidades, me visitó en la cárcel, en cuanto estuve en casa por cárcel, comparto con él el hecho de que Venezuela es importante, pero no comparto la visión que él ha tenido con respecto a cómo abordar una negociación. Sobre el ministro Borrell valoro la posición que él tiene de interés por Venezuela, lo ha tenido, lo ha manifestado y estoy convencido de que con él también vamos a poder articular y tener una posición compartida.

¿Y Pablo Iglesias? 

Estuvo en Bolivia y yo le diría que nosotros queremos para Venezuela lo que se celebró en Bolivia, y que él fue a la toma de posesión. Queremos en Venezuela unas elecciones presidenciales, libres, justas y verificables.

¿Qué va a cambiar con Joe Biden como presidente de EE UU? 

El tema venezolano es quizá uno de los muy pocos temas que han sido abordados de manera bipartidista en los Estados Unidos. Yo creo que eso va a continuar, y no veo ningún escenario en el que la administración de Joe Biden tenga una condescendencia con Maduro, con el dictador Maduro. No veo ningún escenario en donde la administración de Biden reconozca a Maduro, quien ya ha sido imputado por la justicia norteamericana por crímenes de corrupción y de narcotráfico, entre otros.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento