Canarias se convierte en el paraíso de teletrabajo

Un hombre teletrabaja desde las Islas Canarias.
Un hombre teletrabaja desde las Islas Canarias.
ATLAS
Un hombre teletrabaja desde las Islas Canarias.

La pandemia de coronavirus que continúa azotando incansablemente en todos los rincones del mundo ha cambiado de forma radical todos los aspectos de nuestra vida, incluido el laboral. Hemos pasado de ir a nuestro puesto de trabajo a trasladarlo a nuestra casa con la modalidad de teletrabajo, algo que tiene sus ventajas.

Al teletrabajar, somos nosotros mismos quienes decidimos desde donde queremos hacerlo, por lo que no estamos obligados a instalar la zona en la que cumplir con nuestras obligaciones en nuestro domicilio principal. Muchos son los que han decidido trasladarse, por ejemplo, a sus segundas residencias para trabajar más tranquilos.

Pero otros simplemente han decidido cruzar el charco y aprovechar esta oportunidad para disfrutar de las Islas Canarias, que se han convertido en un destino de preferencia para todas aquellas personas que trabajan a distancia. El clima, el bajo índice acumulado de contagios y la multiculturalidad del archipiélago, los factores clave para esta avalancha de teletrabajadores.

"Hace mucho sol y puedo trabajar bien, seguir disfrutando de la vida y me siento seguro con el coronavirus", explica un teletrabajador. Otro por su parte, cuenta que "el buen clima y conocer gente que también está trabajando en sus empresas me parece muy interesante".

Y a falta de turismo, principal fuente de ingresos de muchas familias que se ha visto fuertemente golpeada y diezmada por el virus, la llegada de estos viajeros supone un soplo de aire fresco para las islas y los acogen con entusiasmo. 

Por eso el Gobierno autonómico ha aprovechado esta demanda y ha lanzado una campaña valorada en medio millón de euros para captar a aproximadamente 30.000 trabajadores a distancia que ayuden a suplir a los turistas y a paliar los graves efectos de la crisis en Canarias.

Allí existen además espacios de 'coworking', con internet, oficinas o salas de reuniones, entre otras cosas, que ofrecen a los empleados remotos un lugar en el que cumplir con sus funciones como si lo hicieran desde la propia empresa.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento