El paro juvenil se dispara en España hasta el 40,45%, la tasa más alta desde el año 2017

Cola del paro.
Cola del paro.
LA INFORMACIÓN

Los jóvenes españoles son los más castigados por el desempleo. La tasa de paro juvenil en España se ha disparado hasta el 40,45% en el tercer trimestre del año, un 22% que en el trimestre anterior, lo que deja sin empleo a 622.400 menores de 25 años, el valor más alto desde el 2017. La tasa de paro juvenil escaló así hasta el 40,45% a cierre de septiembre, tasa ocho décimas superior a la del trimestre anterior (39,6%), y 8,8 puntos por encima de la de hace un año (31,6% en el tercer trimestre de 2019). Este dato, además, se asemeja al marcado por Euroestat en agosto: la UE situaba a España como el país con mayor paro juvenil de entre los 27, con un 41,7%.

Son datos muy negativos y más aún si se ponen en perspectiva. España no superaba la tasa del 40% de paro juvenil desde el primer trimestre de 2017, cuando se situó en el 41,6%. 

Por su parte, el número de activos menores de 25 años se disparó en 250.600 personas entre julio y septiembre (una subida 19,4%), hasta situarse en 1,53 millones de personas, su cifra más alta en dos años.

Entre julio y septiembre, el paro subió entre los jóvenes de 20 a 24 años en 70.300 desempleados (un 17,5% más), mientras que creció en 41.900 entre los de 16 a 19 años (una subida de un 38,7%). El paro también subió en el resto de franjas de edad: entre las personas de 25 a 54 años aumentó en 205.200 desempleados (un aumento de un 8,6%), y entre las personas de 55 y más años en 37.600 desempleados (un 7,9% más).

De los más de 3,72 millones de parados contabilizados en España al finalizar septiembre, el 16,7% son jóvenes menores de 25 años y un tercio (el 33,5%) son parados de larga duración (más de un año en el desempleo).

Hay que tener en cuenta también que en España hay 1,5 millones de jóvenes de 16 a 29 años que ni trabajan ni estudian (ni-nis), cifra que se ha incrementado en 144.900 jóvenes (un 10,7% más) respecto al segundo trimestre. Por su parte, en verano se contabilizaban 574.600 jóvenes que trabajan y estudian (si-sis), 29.600 más que en el trimestre previo.

El número de parados de larga duración se disparó en 230.800 personas en el tercer trimestre, un 22,7% respecto al trimestre anterior, hasta situarse en 1.248.300 personas. En el último año, los parados de larga duración han aumentado en 37.900 personas (lo que supone una crecida de un 3,1%).

Mostrar comentarios

Códigos Descuento