El paro sube en España en 355.000 personas en el peor verano desde 2012, pero la afiliación marca récord trimestral

Una oficina de empleo, cerrada por el estado de alarma por coronavirus.
Una oficina de empleo, cerrada por el estado de alarma por coronavirus.
Jorge Paris
Una oficina de empleo, cerrada por el estado de alarma por coronavirus.
JORGE PARÍS

El verano ya formó parte de la llamada "nueva normalidad" en España, pero las cifras del empleo siguen siendo malas, incluso a pesar de que el país había recuperado esos meses la actividad económica. El 2020 está en color negro. El desempleo sigue creciendo: el paro subió en 355.000 personas (un 10,5% más), lo que supone la mayor subida en un segundo trimestre desde 2012. Hay, en cambio, una parte buena, y es que la afiliación marca récord histórico. Se crearon 569.600 puestos de trabajo, lo que supone el mayor alza trimestral de toda la serie. Además, la tasa de paro juvenil se coloca en un 40,45%, mientras que en el segundo trimestre era de un 39,6% y hace un año del 31,68%.

El empleo creció, eso sí, un 3%, según los datos de la EPA dados a conocer este martes. El INE recuerda que a los afectados por un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) con suspensión de empleo se les considera ocupados. Con todo, el total de parados asciende a 3,72 millones de personas, y el de ocupados a 19,17, lo que implica un nivel similar al de principios de 2018. La tasa de paro, además, se coloca en un 16,2%: 3,2 puntos por encima que el año pasado en estas fechas.

La secretaria de Estado de Economía y Apoyo a la Empresa, Ana de la Cueva, expresó que los datos confirman la recuperación de la actividad. En este sentido, recalcó que ha mejorado la composición de la ocupación y donde ha remarcado que las medidas extraordinarias de apoyo al empleo y al tejido productivo han amortiguado la caída del empleo. Según la secretaria de Estado, la evolución de la economía fue favorable en el tercer trimestre. Asimismo, ha apuntado que la activación de medidas para controlar la pandemia es "esencial", porque "es positivo para la economía".

Entre julio y septiembre bajaron las ausencias del empleo por ERTE y paro parcial por razones técnicas o económicas, o enfermedad, accidente o incapacidad temporal, con lo que el número de horas trabajadas creció respecto del trimestre anterior. En concreto, las horas efectivas de trabajo realizadas en el tercer trimestre aumentaron un 15,1% respecto trimestre anterior pese a ser un periodo típicamente vacacional.

El INE, de hecho, destaca que el 10,30% de los ocupados (1.975.100) trabajaron desde su propio domicilio más de la mitad de los días, frente al 16,2% observado en el segundo trimestre. "El final del confinamiento en junio va normalizando el comportamiento de la población activa, recuperándose el número de activos y disminuyendo, por tanto, el de las personas que están fuera del mercado de trabajo", explican. Es más, el número de activos creció en el tercer trimestre en 924.600 personas, un 4,2% más respecto al trimestre anterior.

Hay que tener también en cuenta que los hogares que tienen a todos sus miembros activos en paro han aumentado en el tercer trimestre en 23.900, hasta un total de 1.17 millones, de los que 308.800 son unipersonales. Esto supone una subida de un 2% en el último trimestre y de un 16% en el último año. 

Por el contrario, el número de hogares en los que todos sus miembros activos están ocupados ha disminuido en 54.300 y se ha situado en 10.3 millones, de los que algo más de dos millones son unipersonales. En comparativa anual, el número de hogares en los que todos los activos están en paro ha aumentado en 162.800, mientras que los que tienen a todos sus activos ocupados se ha reducido en 376.600.

Por otro lado, la Seguridad Social destinó en octubre 9.930,1 millones de euros al pago de pensiones contributivas, un 2,2% más que en el mismo mes de 2019, ha informado este martes el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones. En la nómina de octubre se han abonado 9.773.471 pensiones contributivas, 8.119 prestaciones más que en septiembre y casi la misma cifra que un año antes.

Asimismo, el paro subió en todas las comunidades autónomas, menos en Baleares y Cantabria, y todas las regiones crearon empleo salvo Canarias, que destruyó 2.800 puestos de trabajo respecto al trimestre anterior (una caída de un 0,34%).

Un Gobierno "incapaz"

Las reacciones desde la oposición volvieron a poner el foco en el Ejecutivo. "Los datos de la EPA son la constatación de un Gobierno que no es capaz de poner las medidas oportunas para poder crecer", expresó la portavoz del PP en el Congreso, Cuca Gamarra, antes de añadir que el decreto de alarma para seis meses "poco va a ayudar a que se pueda afrontar esta situación de destrucción de empleo".

Desde los sindicatos, UGT comentó que el empleo creado se ha vuelto a destruir porque era "temporal y precario y dependía de que se hubiese asegurado la salud, lo que no se ha hecho". En un comunicado, el sindicato ha hecho hincapié en que hay que frenar la pandemia y asegurar la salud, "porque, si no, no habrá recuperación económica ni empleo". Por eso piden "invertir, urgentemente, en reforzar nuestra sanidad, en medidas de prevención, en rastreadores, test o equipos de protección". La USO añade que los datos muestran un verano marcado por la subida del paro trimestral y anual, además de un aumento "irreal" de la ocupación por los trabajadores que se encuentran en ERTE.

La valoración de los autónomos es clara. "Si no se pone remedio, la EPA del cuarto trimestre va a arrojar datos catastróficos", apuntó el presidente de ATA, Lorenzo Amor, en un comunicado, en el que destacó que las cifras del tercer trimestre confirman la "mala tendencia" del empleo en esta pandemia.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento