Doscientos vuelos, trescientos euros y whisky: Crónica de un viaje a Gambia

  • Sólo este año, el Ministerio del Interior ha fletado unos 200 vuelos para repatriar a inmigrantes sin papeles a sus respectivos países.
  • La mayoría de ellos, a Nigeria, Mali, Mauritania y Guinea Conakry.
  • Éste es el relato de uno de esos vuelos, contado por un policía nacional que participó en el dispositivo.
Los inmigrantes gambianos repatriados, durante el vuelo
Los inmigrantes gambianos repatriados, durante el vuelo

El avión sale de Las Palmas (en Canarias) a las siete de la mañana con 117 agentes a bordo y 101 gambianos. El destino, Banjul, capital de Gambia, a 1.600 kilómetros.

Los policías, que han partido de Madrid, de ahí a Las Palmas, donde recogieron a los inmigrantes, luego a Banjul, regreso a Las Palmas y de nuevo a Madrid. Tras 24 horas de vuelo, el Gobierno de Gambia decide no aceptar a 10 de los 101 compatriotas por problemas en su documentación. "Volvieron con nosotros a España", señala el agente. El vuelo costó a Interior unos 180.000 euros.

Aviación Civil impide que los agentes lleven armas o porras. Toda la autoridad son unos chalecos fluorescentes.

Los sin papeles no vuelven con las manos vacías. A cada inmigrante se le entregan 300 euros para que puedan volver a su pueblo natal.

Los policías, en cambio, reciben 120 euros de dietas si el vuelo dura entre siete horas y media y 15 horas, y 150 euros si se prolonga más de 15 horas.

Para las autoridades del Gobierno africano, algún que otro regalo para que no compliquen los trámites de repatriación: "He visto maletines con dinero y botellas de whisky".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento