Salud da marcha atrás y no permitirá la reapertura de discotecas en Cataluña

Protesta del sector del ocio nocturno catalán este jueves en la plaza Sant Jaume contra la marcha atrás del Govern en la apertura de discotecas.
Protesta del sector del ocio nocturno catalán este jueves en la plaza Sant Jaume contra la marcha atrás del Govern en la apertura de discotecas.
ACN

El frenazo en seco de Salut, a última hora del pasado miércoles, a dar permiso a la apertura anunciada de las discotecas y salas de conciertos catalanas, aunque sin pistas de baile, desconcertó a un sector que lleva prácticamente siete meses con las persianas bajadas, con la excepción de unas pocas semanas entre junio y el 24 de julio. 

Tabajadores y empresarios del ocio nocturno catalán están acampados en la plaza Sant Jaume desde el pasado lunes de forma indefinida, para exigir a la Generalitat la reapertura de un sector que agoniza, y han visto este jueves cómo su protesta seguía vigente y, lejos de desmontar sus tiendas de campaña, las mantuvieron para seguir reivindicando una reactivación casi obligada para su subsistencia futura.

Los malos datos de los últimos días en cuanto al aumento del índice que mide el riesgo de rebrote de coronavirus en Cataluña, con la tasa en 250 (los peores indicadores desde el inicio de la segunda ola) y la previsión de que las cifras empeoren en las próximas semanas, han motivado el brusco cambio de parecer de la Generalitat. 

Han influido del mismo modo en el recule de Salut, las opiniones contrarias a la reactivación del ocio nocturno de médicos y especialistas, que creen que volver a reabrir puede significar «incrementar el riesgo de contagios, sobre todo en locales cerrados».

30.000 familias viven del ocio nocturno en Cataluña 

El secretario de Salut, Josep Maria Argimon, ha pedido este jueves perdón a las 30.000 familias que viven directamente de la actividad económica del ocio nocturno y ha reconocido «algún error» en la gestión del anuncio de apertura y en su marcha atrás casi inmediata. La resolución aprobada por el Procicat no llegó a hacerse efectiva pues no fue publicada en el Diari Oficial de la Generalitat de Catalunya (DOGC).

Pero Argimon ha insistido, no obstante, en que «ahora no es el mejor momento para abrir porque, a lo mejor, de aquí a tres semanas, tenemos que tomar otra decisión», ha dicho. «Lo que hacemos es congelar la medida», ha añadido. Hay unas 3.750 empresas de ocio y espectáculos en Cataluña que dan trabajo a 35.000 personas. El sector del ocio nocturno representa el 1,7 % del PIB en Cataluña, con 3.800 millones de euros de facturación, según datos del Gremio de empresarios de discotecas de Barcelona y Provincia.

Hay unas 3.750 empresas de ocio y espectáculos en Cataluña que dan trabajo a 35.000 personas

La patronal Fecalón, que está detrás de la acampada en Sant Jaume, ha acusado este jueves al Govern de «incompetencia política» y de «incoherencia e improvisación» en sus actuaciones. Y ha culpado directamente al ejecutivo catalán de avivar aún más la «catástrofe» que vive el sector.

Ha reprochado a la administración que hayan informado por los medios de comunicación de un cambio de idea cuando muchos empresarios ya estaban organizando cómo reabrir y distribuir a las plantillas, sacando a muchos empleados de los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) en los que seguían. También haciendo encargos de bebidas para disponer de un estoc que ahora no tendrá salida.

"Seguirán los botellons y las fiestas ilegales"

Fernando Martínez, secretario general de Fecalón, ha resaltado el sin sentido de que, mientras los establecimientos siguen cerrados, cientos de personas todavía están participando «en botellones y fiestas ilegales». Además de que «los bingos y los casinos» puedan estar abiertos hasta más allá de la una de la madrugada, la hora a la que han de cerrar sus puertas los bares y los restaurantes.

Ha denunciado asimismo que, el del ocio nocturno, es el único colectivo empresarial que no cuenta con un plan Procicat. Mientras, la otra gran patronal del sector, Fecasarm, la misma que pactó en una reunión el pasado martes con la Generalitat la reapertura, ha exigido directamente a la consellera de Salut, Alba Vergés, que «rectifique» su decisión o «dimita» del cargo.

En un comunicado, Joaquim Boadas, su secretario general, ha arremetido contra parte del propio colectivo de discotecas y salas de conciertos, que el pasado martes tacharon de insuficiente el acuerdo alcanzado, al no permitir habilitar las pistas de baile, lo que «ha debilitado el acuerdo y ha dado fuerza a Salut para la marcha atrás», afirmó.

A las críticas de las dos patronales se suma la intención de la Plataforma de Empresarios Afectados por el Covid-19 de presentar una reclamación colectiva de responsabilidad patrimonial tanto al Estado como a las autonomías por el «funcionamiento anormal» de su actividad desde el pasado marzo y debido a la crisis sanitaria. 

Licencia temporal Covid 

La Associació de Sales de Concerts de Catalunya (ASACC) ha propùesto que, para poder reabrir, una «solución» podría pasar por que los ayuntamientos concedan una «licencia temporal Covid» a los negocios, de restauración o de sala de música en directo.

«Pienso en este sector que está muy 
y muy castigado pero también en el conjunto de la sociedad» (Josep Maria Argimon, secretario de Salut)
Acampada indefinida de trabajadores y empresarios del ocio nocturno en plaza Sant Jaume, en Barcelona.
Acampada indefinida de trabajadores y empresarios del ocio nocturno en plaza Sant Jaume, en Barcelona.
MIQUEL TAVERNA
Mostrar comentarios

Códigos Descuento