Paris Hilton lanza una campaña en la que pide cerrar el internado en el que sufrió abusos

<!-- Sin texto -->
La 'it girl' y empresaria Paris Hilton.
GTRES

Desde que comenzó la promoción de su documental This is Paris, Paris Hilton no ha cesado de hablar de una vez por todas alto y claro. De hecho, una de las cosas que más sorprendió en el mundo Twitter fue descubrir que aquella chica tonta y rubia de tonos muy agudos era solo un papel que ha representado y que hasta su voz es otra completamente diferente.

Paris tiene claro que es más inteligente de lo que la mayoría de personas piensan de ella y que, a pesar de ciertos momentos que nunca se sabe muy bien cómo explicar (como cuando a primeros de año se inventó y registró una palabra para recoger la esencia de su estilo de vida), a las puertas de los 40 años, los cuales cumplirá el próximo febrero, ya es hora de hacerse escuchar.

Todo comenzó en diciembre del año pasado, cuando confesó en una entrevista con Los Angeles Times que pensó en suicidarse tras la filtración de su video sexual, aunque llegó a ser la punta de lanza de su vida actual después de la publicación de su documental.

Ya en el tráiler se podía entrever que había algo más allá de esa fachada de niña pija y lo ha superado con creces al abrirse emocionalmente y desvelar tanto que algunas de sus exparejas la agredieron físicamente como confesar, en una conversación con Drew Barrymore, que sufrió abusos en una institución cuando era menor de edad.

La empresaria le contó a la actriz que en la década de los 90 llegó al internado de Provo Canyon, en el estado de Utah, donde ella y sus compañeros sufrieron abusos físicos y emocionales y donde recibieron pastillas "misteriosas" con bastante regularidad.

Sin embargo, aprovechándose de su actual estatus, Paris Hilton no quiere que ese lugar al que la enviaron sus padres por verse incapaces de controlarla reciba a nadie más y ha iniciado una campaña en change.org para cerrar el centro. Y ya tiene acumuladas más de 40.000 firmas.

Al ver el éxito que está teniendo, la también Dj e influencer ha querido dejar claro que, de prosperar, su intención es que esto se convierta en una iniciativa que termine con una reforma federal sobre este tipo de internados en los que se abusa sistemáticamente de los adolescentes en una búsqueda por modificar conductas.

"Prometo luchar por todos aquellos supervivientes y volcarme en cuerpo y alma en la reforma de este sistema, para asegurarme de que ningún otro niño o niña sea víctima de estas empresas cuya motivación es únicamente el ánimo de lucro", ha explicado en un vídeo que ha subido a su canal de Youtube.

En la publicación de Instagram, aparte de varios hashtags entre los que destacan #ISeeYouSurvivor ("Yo te veo, superviviente") o #BreakingTheCodeSilence ("Rompiendo el código de silencio"), ha lanzado un mensaje contundente.

"La escuela Provo Canyon lleva enfrentando acusaciones de abusos y maltratos desde su fundación. Es hora de que les exijamos responsabilidades. Provo, junto con otras innumerables instituciones, ya no podrán salirse con la suya. Y si todo este sistema no se reestructura por completo para brindar a sus jóvenes seguridad y apoyo verdadero, Provo será solo la primera ficha de este dominó en caer", ha escrito.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento